Siete pasos para ser infeliz

1. Juzga siempre a los demás:

Juzgar a los demás es la mejor manera de ser un infeliz. Cuando estés aburrido, busca alguien a quien juzgar, y se lo haces saber. Juzgar a los demás es la mejor manera de aumentar nuestros sentimientos negativos. Lo mejor es juzgar a los demás de la manera más dura posible para así regodearnos en el daño que hacemos.

2. Quéjate de todo:

Quéjate siempre, hasta de las cosas más pequeñas y sin importancia. Si alguna vez te sientes bien contigo mismo es que ese día no te has quejado lo suficiente. Esta costumbre hace que te hierva la sangre y nos hace estar pendientes de las cosas negativas que nos rodean. Lo ideal es quejarte después de haber juzgado a una persona que tienes cerca, así matas dos pájaros de un tiro. Si comienzas una retahíla de quejas cuando estás ante una persona positiva, igual consigues que también se ponga a quejarse… eso te proporcionará una semana extra de infelicidad.

3. Busca cosas que estén mal y cuéntaselo a todo el mundo:

Esta es una meta importante para ti cuando estés trabajando tu actitud negativa. Encontrarle pegas y faltas a todo es un buen ejercicio. Tienes muchas cosas delante tuya: los malos conductores, las carreteras, la economía, tu familia, tu jefe, tu trabajo, la comida, los políticos, tus vecinos… piensa que así siempre cuando alguien te cuente una pena le puedes decir “Eso no es nada comparado con lo que me ha pasado a mí” o “si te hace sentir mejor, mi día ha sido mucho peor que el tuyo”.

4. Sal con otras personas infelices:

Juntarte con otras personas desgraciadas acelerará tu proceso. Si estás con gente que ya tiene las ocho cualidades de este método, puedes copiar sus maneras. Estas personas, que ya han conseguido odiar la vida, tienen la cualidad de drenar cualquier ápice de felicidad que quede en ti.

5. Repítete lo estúpido que eres cuando te equivocas:

Este ejercicio es estupendo, habla contigo mismo para recordarte lo tonto que eres, mejor si lo haces en voz alta, cuanto más descriptivo seas con los adjetivos mejor: estúpido, idiota, perezoso, tonto, odioso, gordo, feo, inútil… son solo algunas sugerencias.

6. Crítica:

Debes criticar todo aquello que se te ponga por delante, todo, y si hay alguien cerca tuya, no pierdas la oportunidad de contárselo y si puedes, critícale a él también, te odiará por eso, con lo cual comprobarás que ese día serás más infeliz todavía.

7. Asume que lo peor está por pasar:

Hazte la idea de que nada en esta vida te funciona. Todo lo malo siempre te pasa a ti. Todo el mundo te odia. Nada te sale bien. No tienes suerte nunca… y no te olvides de contárselo a todo el mundo.

8. Elimina de tu vocabulario la palabra perdonar

Mantén siempre el rencor, el odio, el desprecio. No perdones nunca a tus enemigos. El perdón es la puerta a la felicidad, así que rehúyelo, ya que perdonar te proporciona una libertad instantánea y eso es lo último que buscas. Cuéntale a todos lo que te hicieron y el motivo que tienes para no perdonar.

Nota: para aquellas personas que estén interesadas en ser felices, el primer paso es hacer justo lo contario de lo que indica este artículo.

Fuente: http://sky7rtv.wordpress.com/2010/10/03/%C2%BFbelleza-o-manipulacion/

Esta entrada fue publicada en Elige de nuevo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.