Ser los Reyes de nuestra vida.

Un sueño que tuve hoy mismo que me ha parecido muy interesante:
Estaba en una casa grande y muy vieja. Como si fuera una nave muy enorme como las iglesias antiguas de Tenerife.
Habían puesto a lo largo del edificio en el suelo,  muchas estructuras para mantener separada a la gente.
Los que eran listos se ponían donde querían, el resto obedecía órdenes de rango heredado.
Todos estaban pendientes de los Reyes.

Era la familia real española.
El rey estaba hablando públicamente de algo que no era importante pero todo el mundo ponía cara de atención y lo escuchaba sin entererarse de nada de lo que estaba diciendo.

Era como un teatro que se había aprendido a hacer y ahora se repetía como los actores que éramos.
Cada persona tenía un lugar por el linaje heredado,  a mi me tocaba en los que estaban casi al final, pero  me moví porque había un familiar mío que había ocupado todo el asiento donde  me pensaba sentar y en vez de discutir decidí avanzar.

Al final del acto vino lo mejor, que era lo que en realidad todo el mundo le gustaba mirar, o sea  los actos de intimidad entre con los miembros de la familia. Ahí ya se había acabado el protocolo pero todo el mundo estaba a nivel de sentimientos pendiente. Todos se marcharon y los únicos que demostraron un afecto puro fueron el rey y las dos nietas que jugaban con él.

No dejaban aproximarse a la familia real. Era como que los podías ver pero no intimidar con ellos. Ellos eran superiores.

Al salir dos niñas que antes estaban jugando con el abuelo se metieron en un molde que había en la pared.

Todo el sueño nos estábamos moviendo. Una de las paradas que hicimos, todo el mundo se sentó en un muro y teníamos media hora para descansar. Yo decidí bañarme en el mar.

Ninguno de los que me acompañan querían bañarse conmigo y decidí hacerlo sola. Luego sentí que hacía mucho frío y que no tenía toalla. Les pregunté a todos si alguno tenía toalla y una de las personas que parecía como Marilyn Monroe tenía una toalla. Estaba muy vieja pero me servía.

Y vi el mar como algo que era atrayente y tenebroso. No comprendía porque me pasaba eso y empecé a bajar el entramado que me llevaba hasta la orilla.

Cuando llegué los colores eran amarillo, esmeralda, muchas transparencias brillantes, pero el mismo tiempo sensación de frío.

Este  sueño quiere decir:

Que nos sentimos todos que estamos a nivel del alma en un espacio donde tenemos que ocupar el lugar que nos corresponde por el linaje que tenemos.

Como en la antigüedad se ha honrado a los Reyes, nosotros lo seguimos haciendo sin tener en el corazón el sentimiento claro de cual es el motivo real del propósito de que en la actualidad hayan reyes. Cuando  en la realidad, todos somos Unidad y todos somos Uno, sin que haya maestros, ni reyes, ni superior, ni inferior. Todos estamos experimentando al Ser.

Al no haber claridad en las creencias y en los conceptos, cada uno ocupa su lugar sin cuestionarse nada. Estamos aparentemente separados de las almas de los otros y por eso nos sentimos que no estamos en unidad.

En todos los actos sociales el  foco de atención es el que tiene la autoridad. En este caso es la familia real.

Se conoce que en el pasado los padres de esta familia real demostraron por habilidades psíquicas o por dominación física que ellos eran superiores y que el resto de la tribu les mantenía como sus jefes y los protegía como tales.  Nosotros hemos creado nuestros papeles sociales por adoctrinamiento y por eso repetimos lo mismo generación tras generación.


En realidad lo que  dice el rey hoy en día no es importante para nadie,  pero todo el mundo actúa como si lo fuera.

Todos los que estamos en esta sociedad nos sentimos que  nos corresponde estar en la parte de atrás por la enseñanza que sólo los reyes ocupan el lugar privilegiado que no es cierta.

Por tanto nos podemos mudar de lugar sin creer que tenemos que estar plantados en un lugar concreto. En mi caso en el sueño  vi que alguien se puso donde quería estar  y esto me dio la oportunidad de cambiarme a otro lugar. O sea que  con lo que nos ocurre en la vida podemos elegir que las cosas que nos pasen sean oportunidades.

Aprovechamos los momentos en que en vez de considerarnos víctimas del sistema porque alguien ha tomado nuestro lugar, eso nos da la oportunidad de avanzar y de buscar nuestro propio sitio.
Los que son listos en el sistema se enriquecen, cambian de lugar y no siguen las viejas ideas tradicionales.

Hemos recibido un adiestramiento donde aparentemente  no nos podemos mover del lugar donde nos corresponde. Pero es tan sólo una creencia somos libres y podemos elegir el lugar que queramos en nuestras vidas.
Al alma siempre le interesa la intimidad del amor de las otras almas. Por eso cuando se acabó el protocolo lo que de verdad queremos mirar en la familia real o en cualquier familia es el amor que se tienen los miembros de dicha familia.
Lo de las niñas en un molde en la pared es muy interesante: Todos hemos pasado por ese molde. Hasta que no entramos en el molde social de la supervivencia nuestros padres o lo que hayamos  elegido  para adoctrinarnos en el sistema no va a parar.

Las niñas se meten en el molde de la pared y quedan exactas como dice la tradición que tienen que quedar.

No hay nadie que salga desnudo a la calle. Eso lo empezó a hacer mi hijo cuando tenía tres años y yo se lo prohibí. Le dije que para sobrevivir estaba bien estar desnudo y era un acto natural pero en la calle no se podía hacer. Fue una larga conversación hasta que lo metí en el molde de la pared de todos los niños canarios.

Los mismos niños voluntariamente luego se meten en la pared para unificar los  criterios con los demás.

Nos sentimos dentro de tradiciones porque nadie se plantea nada. Hay un experimento muy interesante que es el motivo de porque no nos planteamos nada:

El experimento de los monos, la escalera y los plátanos.

Por eso nadie se plantea nada. Siento que en la Era de Acuario nos podemos plantear nuevas normas y nuevas formas de relacionarnos a nivel de autoridad y pueblo. El cambio es lo que podemos tener si así lo decidimos.

  En esta sociedad la supervivencia es la norma básica. Sobrevivir hace que todos tengamos un molde incluso los mismos descendientes de las familias “reales”. Todos somos reales.

Al estar en grupo tienes que pedir al grupo que lo que vas a hacer sea aprobado por el grupo. Por eso me pasó que estaba en el mar y tuve que volver a coger la toalla de una integrante muy guapa del grupo. Así me sentía que el grupo me daba su aprobación para ir al mar sola.
Luego cuando uno se aproxima a lo que quiere, como tenemos  creencias  y pensamientos preestablecidos de la realidad,  las estructuras que ves inicialmente cambian. Era como que cuando te acercas a la realidad la realidad se remodela. La física Cuántica dice que las partículas subatómicas se comportan como ondas hasta que son observadas y entonces como el observador piensa que van a actuar. Cada ser hace que la realidad cambie a medida que se aproxima a ella.

Lo de andar en grupo y sentir lo que el grupo siente y hacer lo que el grupo hace es otra norma social muy importante.
Como los demás no se bañaban yo me sentía mal. La sensación de que si yo era la única que disfrutaba y nadie más de los que me acompañaban lo hacía que yo también me tenía que quedar sin entrar al mar a disfrutar del baño.
Es como que somos unidad y que queremos hacer lo que hacen todos incluso aunque parezca que somos libres estamos atados por hilos invisibles de unión que nos hacen ponernos en el deseo de los otros.

Ser felices es nuestra intención y lo podemos hacer porque ese es nuestro deseo.
Es muy importante que sigamos nuestro criterio interno a la hora de elegir lo que deseamos hacer en nuestras vidas porque así será nuestra experiencia y nuestra decisión. De todas formas siempre se trata de un sueño dentro de otro sueño…

Autor: Mariposa y se adjunta la página web conectada de los monos, la escalera y los plátanos.

Esta entrada fue publicada en Acerca de mí, Cambiando las creencias, Co-Creando, Elige de nuevo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.