Construye tu sueño

Cuando bendecimos nuestra vida todo lo que tenemos se multiplica.

1. Haz una lista de lo que tienes. Cuenta tus bendiciones y todo lo que tienes. Cuando miras lo que tienes y lo bendices se hace más grande. Ahí puedes buscar después de hacer tu lista, lo que te gustaría poner nuevo en tu vida.

2. Reconoce que eres cien por cien responsable de todo lo que te pasa en tu vida y de tus circunstancias. Cuando nos hacemos responsables somos cocreadores y si decidimos poner una estrella en nuestra vida es nuestra propia decisión. El dinero que tengas hoy no tiene relación con la Verdad absoluta tiene que ver con tus pensamientos de la semana pasada,  del mes pasado sobre la abundancia.

3. Cuanto más des, más vas a recibir. Si das lo que tienes empiezas a recibir lo que necesitas y lo que deseas. Desprendete con amor y verás como se multiplica todo.

4. Atrévete a pedir alto. Si crees que te lo mereces, si cambias tus programaciones negativas tú puedes hacer lo que deseas ahora. Hay muchos métodos que te pueden ayudar: Un curso de milagros, theta healing, rebirthing, afirmaciones, tú estás al mando y eres el dueño. Atrévete a merecerte lo que deseas y date permiso de ser feliz. Tú eres el Hijo de Dios y el Hijo del Creador de todo se merece ser plenamente feliz, se merece el Cielo en la Tierra

5.  Si te subes  en tu coche sabes cual es tu destino o sabes muy bien donde quieres ir. Es bueno que te sientes contigo mismo y sepas cuales son tus metas. Es conveniente hacer tu propio planning de metas.  Hay tres metas principales: Semanales,  a seis meses y a un año.

Cómprate una buena libreta especial para Metas, Éxitos y Agradecimientos. El primer  éxito que tuviste es  nacer. Triunfaste entre millones de espermatozoides, si ese fue tu primer triunfo. Llegaste tú, si llegaste tú que está leyendo esto. Felicidades por conseguirlo. Eres parte del Maravilloso Círculo del Creador. El Creador sin ti, no estaría completo. Y luego creciste, la escuela, etc, todos tus triunfos, escríbelos.

Luego tus agradecimientos, podría ser a tu madre por darte la vida, al padre, al sol, al aire a cualquier cosa que quieras agradecer.

A por tus sueños. Atrévete tú puedes hacer lo que quieras, cuanto más hermoso sea tu sueño mejor.

Fuente: Dory

Esta entrada ha sido publicada en Renacimiento y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.