Que los milagros reemplacen a todos mis resentimientos 89

Esta es una información muy interesante:

“Quien ama ha vencido el mundo y no teme perder nada. El verdadero amor supone un acto de entrega total” Paulo Coehlo. A orillas del Río de Piedra me senté y lloré.

Tengo derecho a los milagros.

Tengo Derecho a los milagros porque no me gobiernan otras leyes que las de Dios. Sus leyes me liberan de todos mis resentimientos y los reemplazan con milagros. Voy a aceptar los milagros en lugar de los resentimientos, los cuales nos son sino ilusiones que ocultan los milagros que se entran tras ellos. Voy a aceptar ahora solamente aquello a lo que las leyes de Dios me dan derecho, de manera que pueda usarlo en beneficio de la función que Él me ha dado.

Puedes usar las siguientes sugerencias para las aplicaciones concretas de esta idea:

Detrás de esto hay un milagro al que tengo derecho.

No voy a abrigar ningún resentimiento contra ti (nombre). Sino que te voy a ofrecer el milagro al que tienes derecho.

Visto correctamente, esto me ofrece un milagro.

Que los Milagros reemplacen a todos mis resentimientos

Mediante esta idea uno mi voluntad a la del Espíritu Santo y percibo las dos cual una sola. Mediante esta idea acepto mi liberación del infierno. Mediante esta idea expreso que estoy dispuesto a que todas mis ilusiones sean reemplazadas por la verdad de acuerdo con el plan de Dios para mi salvación. No haré excepciones ni substituciones. Lo que quiero es todo el Cielo y sólo el Cielo, tal, como la Voluntad de Dios ha dispuesto que lo tenga. Las variaciones que pueden resultar útiles a la hora de aplicar concretamente las ideas son:

No quiero excluir este resentimiento de mi salvación.

(nombre) dejemos que los milagros reemplacen todos nuestros resentimientos.

Detrás de esto se encuentra el milagro que reemplaza todos los resentimientos.

Un Curso de Milagros. Lección 89

“Estoy renaciendo. Tengo que arriesgarme a hacer cosas nuevas” Paulo Coehlo El Zahir

Un beso, que Dios te colme de bendiciones y un abrazo.

Esta entrada fue publicada en Cambiando las creencias, Un Curso de Milagros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.