Perlas para la Divinidad

He tardado unos veinte años en saber el significado total de este sueño. Lo he ido desvelando a medida que he seguido mi camino espiritual a lo largo de mi vida, por eso lo quiero compartir contigo. Este era mi sueño: Era un atardecer cálidamente dorado y claro, de un amarillo pálido lleno de luz, sin brisa; había paz en el ambiente. Me encontraba en unas casas cerca del mar, cuando  un niño pequeño se resbaló y se cayó en el mismo mar… Me dispuse ayudarlo. Otros niños me quisieron ayudar y también se resbalaron. Un adulto se cayó y se quedó en donde rompen las olas. Les  dije: “Que no me intente ayudar nadie más, yo lo haré”. Había rocas fijas en las que te podías apoyar y también había mucho picón que era aparentemente como en la vida el camino más fácil y rápido, pero es el que te hace avanzar un paso y retroceder dos. Los saqué a todos menos al hombre. Que me pareció que no era de fíar.

Luego descubrí que se trataba de mi Ego…Sentía que él estaba parado en las rocas del mar esperándome para tirar de mi hacia las profundidades. Le hice caso a mi corazón y no fui a ayudarlo,`porque cuando seguimos al Ego somos muy desgraciados.

Al empezar a retornar al origen, retornar a nuestro antiguo hogar, se trataba de una subida que sólo hacen los guerreros. En el camino  me encontré a una persona juiciosa y le pregunté si me había comportado correctamente con ese señor que me decía que estaba muy mal y yo no le hice caso, ni fuí a donde él me quería llevar… Me contestaron: “No te preocupes, ese se puede salvar él mismo” Esa culpa es parte del Ego. No tiene que ser así. Siguiendo con la ascensión en mi mejora personal y subiendo al mismo tiempo a la montaña Sagrada de la Divinidad que somos, unos indios americanos que parecían tener el espíritu del águila con ellos, me indicaron que los siguiera.
Había un paso que era totalmente vertical como unos tres cuartos de metro. Mi guía me decía “Adelante, sigue ten fe y hazlo”  Bastaba con pensarlo y lo haces. En el camino a nuestro propio mejoramiento, lo único que tenemos que hacer es pensar que ya lo hemos conseguido y surge el milagro. O sea que cuando necesitaba subir lo hacía, sólo con un acto de fé en mi misma. El terreno era muy blanco con tonalidades amarillentas y un cielo muy tenue del mismo color.

El grupo se adelantó, cuando vamos en grupo de amor incondicinal todo es más fácil  van más rápido. El que guiaba a mi ser se paró ante unas medias conchas muy grandes que estaban llenas de perlas y de agua muy transparente. El cogió dos o tres de una concha y las pasó a otra que estaba en un nivel superior. Esa es nuestra misión en la vida. Coger todas nuestras experiencias con paz total y entregarselas a la Divinidad con paz total. Al coger yo las perlas el agua se puso en ebullición. El me dijo “Tranquilízate, no tengas remordimientos. Ante el Creador tienes que estar sin dolor. No te dejes llevar por el Ego, no es tu trabajo”. Entonces de nuevo cogí las perlas que eran gruesas; blancas nacaradas y brillantes. En ese momento  sólo se pude tener dos o tres en la mano (aunque quisiera coger más no podía). Ahora el agua era un remanso de paz y lo hice bien; todo fue perfecto. A veces solo trabajamos con un solo recuerdo, a veces con varios pero todos tienen que ser de paz y de amor al dejarlos en la Elevación Superior. Me desperté diciéndome el remordimiento no le gusta a la Divinidad. Es energía desperdiciada que nos hace bullir nuestro interior y así se pierde el centro de paz y calma que todos tenemos, que es donde nos sentimos seguros y protegidos. Este es el significado: Al borde del mar es donde nos limpiamos de energías turbias, nos purificamos, en aquella tarde plácida a mi se me cayó mi niño interior y varios niños y un adulto me intentaron ayudar. Los niños no podían porque era mi niño interior quien me pedía ayuda y yo tenía que salvarlo. El adulto era el ego que siempre quiere llamar la atención, él me quería arrastrar a las profundidades del miedo que es la separación de Dios.
Yo seguí mi corazón, pero sentí dolor por él; se lo consulté a alguien y me dijo que él miedo no tiene necesidad de ser salvado. Unos indios: la sabiduría vino a buscarme y me hicieron ascender en vertical “Basta tener fe y confianza, adelante tú puedes” Las perlas son las acciones que hacemos. Sólo podemos hacer lo que podemos abarcar con nuestro entendimiento, si hacemos más se nos sale de las manos. Esas acciones bellas las sacamos purificadas del agua de la Vida y se las entregamos a la Divinidad que hace que todos seamos uno, pero tiene que ser sin dolor, sin sufrimiento con amor y compasión hacia los demás tanto como hacia nosotros mismos sin olvidarnos que somos partes de ese todo. Todos somos uno. El último taller para cambiar el ADNque he hecho, me ha dado la solución final del sueño, cuando vamos a dar la orden vamos al séptimo reino que es un color perlado. Allí se encuentra la Divinidad y en ella nosotros hacemos los cambios que queremos en nuestras vidas. O sea que las perlas son parte de Dios mismo y eso hace que cada suceso en nuestra vida sea superimportante, sea lo que sea, lo tratamos con respeto,sabiendo que aunque parezca real, sóloestamos en un mundo de sueños y que la realidad última es que sólo somos Puro Amor incondicional. Eso si que es real, todos somos los Santos Hijos de Dios y si somos pecadores, significa que Dios no es real, porque el Hijo de Dios tiene que ser tan puro e inocente como su mismo Padre. Ha sido curioso este sueño lo tuve hace  unos veinte años y lo he ido descifrando por épocas. Al principio sólo entendía una pequeña parte y ahora tengo el conjunto de todo. Me ha parecido tan especial el último descubrimiento con el curso de las ondas Theta o cambiar el Adn, que lo he querido compartir con ustedes, mis amigos y conocidos de la red. La verdad que si dejamos el drama y asumimos la responsabilidad que tenemos como co-creadores de nuestra realidad las perlas, o sea lo que nos pase, es una realidad  auténticamente bella, sea como sea.
Si bien huvo una partícula inicial de un dolor horroso,  este dolor ha creado una belleza perlada auténticamente extraoridinaria. Y no estoy diciendo que suframos, de ninguna de las maneras. Sólo digo que con Dios no se discute. Y si asumimos nuestro poder y cambiamos los registros o patrones negativos, los mandamos a la Luz de Dios y en su lugar ponemos para nuestro mayor y más óptimo bien un nuevo  patrón positivo de amor incondicional. así en cuestión de microsegundos cambiamos nuestra realidad de toda la vida. El  curso que he hecho me ha dado la última clave. Ahora puedo vivir mi vida como siempre he deseado. Te deseo que tengas un día fantástico y disfruta de tus perlas que  son bellas,sean como sean, Sant@ Hij@ de Dios. Gracias por respetarte como tal. Te mereces lo mejor de lo mejor siempre.

Afánate en ser feliz en el ahora

Otro sueño muy significativo que tuve es que en la casa vieja de mi difunta y maravillosa tía Clarame encontré buscando  signos de riqueza y al levantar cada objeto de su lugar, solamente me encontraba con trozos de  madera carcomidos y pensaba “pero si ella era rica”.

Ahora comprendo que la riqueza no está en la casa, sino en esa alegría que transmitía con su sonrisa, en ese disfrutar por estar viva, en esa sensación de que tenemos mucha paz. Nos afanamos todos los días en luchar por poseer y nos olvidamos que la verdadera felicidad no está en la cola del gato sino en el mismo gato, esa felicidad tan escurridiza; ya es nuestra basta sólo conque seamos conscientes de ella.

Basta conque digamos “ya soy feliz soy parte de las estrellas, soy el brillo de una gota de rocío que se evapora al contacto con el sol de amanecer, soy el infinito en un grano de arena, soy parte del universo, soy lo que el Creador es y por tanto lo abarcamos todo; no necesitamos buscar nada fuera de nosotros, ya que lo somos todo”.

Te quiero decir que ¡ánimo, adelante! El mundo te pertenece. Tienes en tu pensamiento el placer de servir, no importa quien sea la persona que te pide ayuda. Tú se la das desinteresada mente y eso vale mucho.

Recuerda vales más de lo que piensas y cada momento te pertenece, sigue disfrutando con el placer de servir y sigue disfrutando con el placer de vivir porque eres una criatura divina y como tal tienes todo el derecho de ser feliz como las estrellas del universo brillan con gran esplendor así es la labor que realizas cada día con tu trabajo. Sea cual sea, es el que tú has elegido.

Como hemos visto los sueños son una herramienta terapéutica muy importante.

Nos comunicamos con nuestro inconsciente y cada vez que tengo un sueño lo apunto en mi libreta porque se que se trata de algo muy especial.

Sólo tienes que pro-ponértelo.  Es directamente tu subconsciente dándote una gran información.

Si la respetas puedes conseguir grandes avances en tu vida.

Y todos podemos.

No hace falta tener un libro.

Escribes tu sueño y luego cuando hayas acabado, pones:

“Este sueño quiere decir” y respiras.

Y ya verás que aunque parezca sin sentido la información es superconectada y superimportante para el desarrollo de tu ser.  Arriésgate a ser quien realmente eres.

Te sorprenderás por la cantidad de información que vas a recibir. Par ami nuestro subsconciente sabe realmente lo que necesitamos saber.

Atrévete realmente a ser quien eres y a saber que es lo que es lo más óptimo y elevado para tu vida en estos momentos con tu propia porgamación.

Feliz día de colores positivos…

Fuente: Mariposa

Esta entrada fue publicada en Sanación ondas cerebrales. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.