Somos los guerreros del Arco Iris

Hubo alguna vez en el siglo XIX, una anciana y sabia mujer perteneciente a la tribu Cree de Norteamérica y llamada Ojos de Fuego. Un día, esta mujer visionaria, reunió a los ancianos caciques de la tribu y les comunicó la profecía que había canalizado y que hasta nuestros días hace eco. Esta profecía hablaba de una nueva tribu llamada “Los Guerreros del Arco Iris” y decía lo siguiente:
Y llegará el día en que la codicia del hombre blanco, del Yo-ne-gi, hará que todos los peces mueran en los arroyos, que las aves caigan de los cielos, que las aguas ennegrezcan y que los árboles ya no puedan mantenerse en pie.
Así, la humanidad, tal y como la conozco, dejará de existir..
Los ancianos escuchaban atónitos las palabras de Ojos de Fuego, sabían que las palabras de esta sabia anciana siempre se cumplían inexorablemente.
Ella percibió el miedo en sus ojos, y con voz serena les dijo: No temáis, porque llegará el día en que la Tierra caiga enferma, pero cuando no quede apenas ninguna esperanza, algunas personas despertarán por fin de su letargo.

Y no solo eso, sino que llegará el día en que muchas personas se levantarán y entre todas formarán un mundo nuevo donde reine la paz, la justicia y el respeto por el Gran Espíritu de la Tierra.

Todos nosotros somos los guerreros del Arco Iris.

Fuente: La historia de esta tribu.

Esta entrada fue publicada en Sanación ondas cerebrales. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.