Como cambiar la perspectiva que tenemos de nuestras desgracias personales

Una persona que estudia en mis cursos me hizo la siguiente pregunta:

“Doris un ejemplo me podrías dar de bendecir una desgracia cuando a uno le pasa como hacerle”

Me pareció muy interesante esta pregunta y por eso la contesto en la página.

No se puede bendecir lo que no es real. Cuando te sucede una aparente desgracia, lo primero es ir al eje vertical: Saber que tú eres el Ser que estás conectada con Jesús que no hay nada, ni nadie que te pueda hacer daño, salvo tus propios pensamientos. Conectar el chacra cielo con el chacra tierra y ponerte en tu centro que es tu corazón. Una vez ahí respiras. Si hay tiempo te paras y dejas de hacer cualquier cosa que estés haciendo.

En el no hacer respiras tres veces al vacío, dentro del corazón.

Cuando estás ahí aguanta un tiempo en forma de respiración, sin pensar nada. Trata a los pensamientos como nubes, pasan y vienen y los dejas ir y venir…..

Si estás lo suficientemente quieta y lo sufientemente vacía va a aparecer la solución de una forma tan clara que te puedes hasta llegar a sorprender de la rapidez de tu propio viaje hacia dentro.

No te estoy hablando de afirmaciones positivas que son muy buenas y que nos contamos: Positivo, positivo, siempre positivo….No. Te estoy hablando de sentir a Cristo. De verte iluminada. De tener un cambio en tu vida radical.

Un abrazo de corazón.

Dime si te sirvió por favor.

Esta entrada fue publicada en Elige de nuevo, Un Curso De Amor. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.