Yoga de la Risa

Corría el año  1995 y el doctor  Madan Kataria en un parque de la India en la ciudad de Munbai,  junto   con cinco personas tuvo la feliz idea de que si la risa era tan buena, ¿cual era el motivo por el que no se practicaba? y empezaron en aquel parque a practicarla.  Se unieron otras personas y en la actualidad hay más de cinco mil clubs de la risa por todo el mundo. Ese mismo año escribió un libro titulado La risa la mejor medicina.

 El mismo Madan  Kataria  ha sido el creador del Día de la Risa y su objetivo es dar a conocer los efectos positivos e la risa a todo el mundo. “Soy un visionario, la risa es mi contribución a la paz mundial”.

Esta  técnica de  auto sanación que según  Nathan Mansbach R. mi profesor de México que me ayudó a completar la formación de instructora de líderes de Yoga de la Risa:

“Actualmente, el 70% de las enfermedades en el mundo, tales como: presión arterial alta, males cardíacos, ansiedad, depresión, gripas, migraña, úlceras, insomnio, alergias, asma, enfermedades estomacales, e incluso el cáncer, están relacionadas con el estrés.
Se ha demostrado que la risa  ayuda a remover los efectos negativos del estrés.  Algunos otros beneficios de la risa entre muchos otros, son:

    • Nos brinda una mejor perspectiva de la vida, permitiéndonos afrontar los retos y dificultades con una mejor actitud.
    • Mejora la capacidad respiratoria y fortalece nuestro sistema inmunológico, gracias al aumento en el suministro de oxígeno a todas las células del organismo.
    • Controla la hipertensión arterial, mediante la reducción de cortisol, la hormona del estrés.
    • Favorece la producción de endorfinas, cuya función también es combatir el dolor.
    • Es un antídoto contra la depresión y las enfermedades psicosomáticas, debido a que libera serotoninas, hormonas naturales que actúan como antidepresivo.
    • Nos ubica intensamente en el presente, es decir en el aquí y en el ahora, lo cual rompe con el círculo vicioso de conectarnos con el pasado, el cual no podemos cambiar, y
      con  el futuro, el cual no podemos controlar.
    • Suaviza las emociones más dolorosas, tales como el miedo, el enojo, la tristeza y el aburrimiento.
    • Aumenta nuestras habilidades sociales y facilita la comunicación, lo cual mejora nuestra autoestima.
    • Nos permite romper nuestros bloqueos e inhibiciones.
    • Disminuye nuestra tendencia a la crítica y al juicio hacia las personas que nos rodean.
    • Disminuye nuestros niveles de ansiedad y nos hace sentir más seguros.
    • El amor, que es la naturaleza de nuestro corazón, surge con mayor plenitud, permitiéndonos experimentarlo y gozarlo en su totalidad.

Fuente: http://www.yogadelarisa.com

Esta entrada fue publicada en Consciencia Planetaria, Salud y comida. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.