Mensaje de Jesús y su crucifixión

Tanto los judíos como los cristianos se recriminaron mutuamente la muerte de Jesús  y así la culpa estaba fuera de ellos. Y nosotros los descendientes seguimos creando la misma historia. Si eres del bando cristiano, fueron los judíos los que mataron a Jesús y si eres del bando judío fueron los cristianos los que tienen la culpa de que Jesús muriera.

Jesús en un Curso de Milagros habla directamente sobre lo que pasó con su mensaje de amor en su crucifixión: Fíjense que palabras tan amorosas emplea:

“Con frecuencia, los Apóstoles la interpretaron erróneamente, por la misma razón que otros lo hacen. Su propio amor imperfecto les hizo ser vulnerables a la proyección, y, como resultado de su propio miedo,  hablaron de la “ira de Dios” como el arma de represalia de Este. No pudieron hablar de la crucifixión enteramente sin ira porque sus propios sentimientos de culpabilidad habían hecho que se sintieses indignados… Cuando leas las enseñanzas de los Apóstoles recuerda que les dije que había muchas cosas que ellos no entenderían hasta más tarde porque en aquel entonces aún no estaban completamente listos para seguirme. No quiero que dejes que se infiltre ningún vestigio de miedo en el sistema de pensamiento hacia el que te estoy guiando. No ando en busca de mártires sino de maestros. Nadie es castigado por sus pecados, y los Hijos de Dios no son pecadores. Cualquier concepto de castigo significa que estás proyectando las responsabilidad de la culpa sobre otro, y ello refuerza la idea de que está justificado culpar. El resultado es una lección acerca de cómo culpar, pues todo comportamiento enseña las creencias que lo motivan” (T-6.1.14:2-4; 16:1-6).

Fuente: Un Curso de Milagros

Esta entrada fue publicada en Elige de nuevo, Un Curso de Milagros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.