Dejando atrás el miedo

Este sueño es muy interesante y me gustaría compartirlo porque es como el comienzo de un nuevo tiempo donde ya no es necesario sentir que lo irreal existe. Sólo centrándonos en nuestra identidad y en nuestra conexión sabemos que podemos pasar cualquier dificultad que se nos presente:

Estaba en la casa de mi familia cuando tenía seis años.

En aquel momento  yo era una adulta. Sentía mucho miedo porque uno de mis hermanos había  salido fuera.

Y toda la familia estaba pre-ocupada.

Oí que alguien tocó.

Al ir a la puerta sentí que era alguien malo, un demonio y en vez de abrir pasé el cerrojo de la puerta.

Me fui a la cocina como para ver que pasaba y esperar.

Cuando volví a mirar, supe que era una fuerza del mal ya que la puerta estaba entreabierta y revirada unos diez centímetros por el lado derecho, dejaba pasar el aire, al estar desencajada de su lugar de origen. Esto era imposible de hacer si hubiera sido una persona normal lo hubiera hecho con mucho ruido.

Pero esto era diferente, la ausencia de ruido supe que era algo malo.

Sentí ese miedo que hay ante lo que no conoces que sabes que es malo.

Fuera estaba oscuro y sentí en mi cuerpo físico un sentimiento muy negativo como el mal condensado en un frío helado, porque se me engrifó toda la piel.

 Me desperté. Sentí que tenía que cuidar mi cuerpo porque tenía ganas  de orinar, lo hice. Me levanté y fui al baño.

Cuando estaba orinando totalmente en un escalofrío general en mi cuerpo,  me vino a mi mente esta idea: “Esto es un sueño y no es real. Lo ha creado mi mente”

Como en un Curso de Milagros dice que nada real puede ser amenazado me tranquilicé.

Entonces dije una frase maravillosa del curso de Milagros.

“Nada real puede ser amenazado.

Nada irreal existe

en esto consiste la paz de Dios”.

Dije la idea tres veces y desapareció el escalofrío.

Seguía despierta en el baño  y tuve una nueva sensación la presencia que detrás de la puerta abierta todo había  sido provocado por una mujer enlutada.

Sentí que esa mujer se creía que era el demonio y luego sentí que la idea de mi madre estaba detrás de esta idea de ser un demonio.

Era como que nosotros pensamos que somos concebidos por el mismo demonio a nivel subconsciente. Por tanto parecía que  mi madre trabajara con el alma de esta mujer enlutada y esta mujer enlutada tenía el alma de mi madre.

En realidad es la misma alma. Lo que pasa que se trata que son de generaciones distintas. Mi madre estaba al servicio de esta otra antepasada que había hecho algo muy grave por eso me lo mostraba para que saliera a la luz su idea de ser el mismo demonio.

Mi madre, cuando nosotros éramos pequeñitos, lo decía en muchas ocasiones que éramos hijos del diablo y es una creencia que estaba instalada en la familia.

No sólo en mi familia física. Es una creencia de la raza humana. Al sentir por las creencias que se nos han transmitido por la religión que somos hijos del pecado. A nivel inconsciente estamos emparentados con el demonio.

O sea todo este sueño quiere decir que nosotros los humanos hemos elegido estar por encima de la dualidad por eso hemos estado en las dos caras de la misma.

Naciendo y sintiendo que éramos los hijos del mismo demonio, hemos explorado el lado del dolor y del sufrimiento.

Ahora elegimos para este nuevo amanecer en la Era de Acuario que ya somos inocentes y que las puertas del miedo han desaparecido porque nada real puede ser amenazado y nada irreal existe y en eso sabemos que consiste la paz de Dios que es la nuestra.

Por tanto elegimos de nuevo cambiando las creencias y sabiendo que siempre estamos protegidos y que siempre somos los santos inocentes Hijos del Creador nuestro Padre.

Al yo estar consciente en el sueño y salir del sueño a la realidad y seguirme el sueño en la realidad significa que cuando tomamos consciencia se nos siguen presentando las pruebas hasta que sabemos que lo que hemos elegido es lo que de verdad estamos dispuestos a vivir. Somos seres libres para recibir la información que se nos presenta con la actitud que decidamos. Esa es nuestra responsabilidad.

Fuente: Mariposa.

 

Esta entrada fue publicada en Cambiando las creencias, Co-Creando, Elige de nuevo, Un Curso de Milagros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.