Haciendo el vacío surge Quien eres.

Cuando uno se vacía de uno mismo surge el maravilloso ser que es.

Muchas veces no nos permitimos ser nosotros mismos, estamos tan ocupados pensando lo que ya sabemos de nosotros mismos.

Es como si de pequeño alguien, obligado por nosotros porque nosotros queríamos que así sucediera en nuestras vidas;  nos dice algo como “Eres un sello” y eso va contigo de por vida.

Cuando crecemos lo llevamos y lo repetimos por elección propia. Ya no tenemos a nadie que nos lo diga. Nosotros nos solemos  encargar normalmente,  de enchufar la Rueda de la Molina de la Repetición infinita de Dolor Auto Impuesto.

Tomar consciencia de que lo estamos recreando y de que lo repetimos como una elección es un auténtico reto en nuestras vidas.

Cuando estuve en Idaho Falls durante cuatro meses limpiando mis creencias, habían muchos momentos en  que se repetía el mismo pensamiento y un compañero me decía: “Si lo dices lo creas, le das vida. O sigues para adelante “sin” o te queda atrás “con”. Basta ya de Recrear”

Además sería interesante que buscáramos vaciar  todos esos conceptos que tenemos de nosotros mismos para que se abra el ser que somos sin ningún tipo de limitaciones y sin ningún tipo de límites.

Vacíate para luego surja tu Fuente interna diciéndote Quien es el ser que realmente eres. Si a atreverte a vaciarte en la Nada para recuperar el Todo de lo que realmente eres.

Fuente de la foto: tomada por Carlos González, un estupendo fotógrafo  de Uruguay. Si quieres contactar con él para que te haga un reportaje profesional, a mi me hizo uno cuando hice windsurfing y fue extraordinario. Su email es uruguarro@hotmail.com

Fuente del texto: Mariposa

Esta entrada fue publicada en Cambiando las creencias, Co-Creando, Elige de nuevo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.