Historias

Me libero del cuento 

Donde yo soy la mala 

Y tu la buena 

O yo soy la buena y tu la mala 

Y con ello, desde niñas aprendimos a rivalizar,

a tener miedo, a competir 

A mirar con sospecha y llenarnos de miedos para no crecer 

Me libero del cuento, 

Donde las madrastras son malas y brujas ; desean siempre nuestro mal.

Conozco mujeres amorosas que han cuidado, amado e impulsado a hijas aunque no sean de su vientre, pero si de su corazón 

Me libero del cuento,

Donde hay un solo príncipe y yo permanezco o dormida, 

o limpiando entre cenizas, 

o escondida en un bosque, 

o atrapada en un castillo 

Cómo si en mi no hubiera fuerza para rescatarme y salir yo a buscar lo que mi alma necesita y no siempre es un príncipe 

Me libero del cuento,

∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞

Cuerpo y mente en forma aunque el tiempo siga pasando. 

En la página de Gerontología de la Universidad Maimónides se lee:

No hay duda de que el ser humano vive cada vez más. ¿Cómo hacer para que esta longevidad no sea una acumulación de dolencias y enfermedades, sino una etapa vital, plena de experiencias y desarrollo personal?

Las ideas centrales de este libro se basan en investigaciones que demuestran que alrededor de los cincuenta años se encuentra el Punto de Inflexión Biológica que define en qué forma envejeceremos. 

Profesor de la Universidad Maimónides y reconocido gerontólogo dedicado a estudiar las causas de la longevidad saludable sostiene con humor que:

“El cerebro es un ‘músculo’ fácil de engañar; si sonríes cree que estás contento y te hace sentir mejor”.

Explica que el pensamiento es un evento energético que transcurre en una realidad intangible pero que rápidamente se transforma en emoción (del griego emotion, movimiento), un movimiento de neuroquímica y hormonas que cuando es negativo hace colapsar a nuestro organismo físico en forma de malestar, enfermedades e incluso de muerte. Con los años, el Dr. Hitzig ha desarrollado un alfabeto emocional que conviene  memorizar.

Las conductas con R:

Resentimiento, 

Rabia, 

Reproche, 

Rencor, 

Rechazo, 

Resistencia, 

Represión…

Son generadoras de Cortisol, una potente hormona del estrés, cuya presencia prolongada en sangre es letal para las células arteriales ya que aumenta el riesgo de adquirir enfermedades cardio-cerebro-vasculares.

Las conductas R generan actitudes D:

Depresión, 

Desánimo, 

Desesperación, 

Desolación. 

En cambio, las conductas con S:

Serenidad, 

Silencio, 

Sabiduría, 

Sabor, 

Sexo, 

Sueño, 

Sonrisa, 

Sociabilidad, 

Seducción… 

Son motorizadoras de Serotonina, una hormona generadora de tranquilidad que mejora la calidad de vida, aleja la enfermedad y retarda la velocidad del envejecimiento celular.

Las conductas S generan actitudes A: Ánimo, Aprecio, Amor, Amistad, Acercamiento. 

Fíjate que así nos enteramos de que lo que siempre se llamó “hacerse mala sangre” no es más que un exceso de cortisol y una falta de serotonina en la sangre.

Algunas reflexiones más del Dr. Hitzig:

Presta atencion  a tus PENSAMIENTOS pues se harán PALABRAS.                                                  

Presta atención a tus PALABRAS pues se harán ACTITUDES.

Presta atención a tus ACTITUDES porque se harán CONDUCTAS.

Presta atención a tus CONDUCTAS porque se harán CARACTER.

Presta atencion a tu CARACTER porque se hará Biologia.

Practiquemos.

Hace muchos años el poeta Rabindranath Tagore decía: “Si tiene remedio, ¿de qué te quejas? Y si no tiene remedio, ¿de qué te quejas?”  Podría servirnos para aprender a dejar las quejas y los pensamientos negativos de lado y buscar en cada situggación el aspecto positivo ya que hasta la peor de ellas lo tiene.  

De esa forma nos inundaría la SEROTONINA con todas sus “eses”, la sonrisa se nos grabaría en las mejillas y todo ello nos ayudar…

∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞

ESTAR DORMIDO!

El joven discípulo le preguntó a su anciano maestro: 

– ¿Qué implica vivir despierto?

Y éste le respondió:

– Sentirse agradecido por el simple hecho de estar vivo.

Y dar gracias por todo lo que sucede en tu vida.

– ¿Por todo?

– Se sorprendió el joven.

– Por todo.

– ¿Incluso por los infortunios, las desgracias y las pérdidas?

– Insistió el discípulo.

– Especialmente por las adversidades.

– ¿Y eso?

– Pues porque son una maravillosa oportunidad de aprender.

De superar limitaciones.

De hacer consciente nuestra sombra.

Y de desarrollar el potencial que llevamos dentro.

En la vida nada sucede por casualidad.

Existe un plan pedagógico para cada uno de nosotros.

Estamos aquí para evolucionar.

Y para lograrlo necesitamos ciertas pruebas.

– ¿Y qué me recomiendas que haga la próxima vez que la vida me ponga a prueba?

El anciano maestro sonrió y le contestó:

– Tú simplemente suelta el control.

Ríndete.

Confía.

Y en vez de preguntarte:

“¿Por qué me está sucediendo esto?”

Trata de saber:

“¿Para qué te está ocurriendo?”

En cuanto veas el valor y el sentido profundo de lo que dicha situación te está aportando en tu proceso de crecimiento sonreirás con complicidad a tu desgracia… 

El joven discípulo no podía creer cómo su maestro podía decir semejantes barbaridades.

Completamente perplejo, añadió:

– ¿Cómo podría yo sentirme agradecido por la muerte de un ser querido?

– El agradecimiento no es por lo que te sucede, sino por lo que puedes aprender de dicho acontecimiento.

Y en caso de hacerlo, comprenderás que todo lo que pasa en tu vida es precisamente lo que necesitas para aprender a ser verdaderamente feliz por ti mismo.

Una vez ha sucedido lo que tú llamas “desgracia, pérdida, adversidad o infortunio”.

¿De qué sirve quejarse o sufrir?

Ya ha sucedido y nada de lo que pienses, digas o hagas va a cambiarlo.

– Eso es cierto.

– Cedió el joven.

– En cambio.

– Concluyó el maestro.

– Si te comprometes con aprender de la adversidad, crecerás, evolucionarás y de este modo serás más sabio…

Tú simplemente céntrate en aprovechar las circunstancias que te trae la vida.

Y te aseguro que en el momento en que aprendas a estar en paz contigo mismo solo podrás dar gracias por todo lo que te ha sucedido en la vida, pues entenderás que ha sido precisamente lo que necesitabas para convertirte en el ser humano que puedes llegar a ser.

La felicidad y el agradecimiento son sin duda los rasgos más característicos de las personas despiertas.

Y el sufrimiento y la queja, el de quienes aun siguen dormidas.

Así como pasa con las personas, pasa con los países y el planeta. Tienen que pasar sucesos, lo que llamamos crisis, para que suceda un proceso de transformación para el bien de la humanidad! Así ha sido la historia de la historia de la evolución de la humanidad! Ello lo entendió en toda su dimensión el humanista Albert Einstein en su reflexión de las crisis!! Los procesos vienen a ser del dominio de Dios, para la evolución de los seres humanos y de las sociedades! A veces ga…

∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞LA VIDA NO VIVIDA ES UNA ENFERMEDAD DE LA QUE SE PUEDE MORIR. 

Carl Gustav Jung.

Vivir la vida no tiene nada que ver con el hecho de simplemente ocupar un lugar en el mundo, vivir la vida es apreciar y dar valor a toda  experiencia que vivimos.

Muchas veces los seres humanos nos pasamos posponiendo,  dejando a un lado nuestra vida esperando quizás el momento más adecuado para poder vivirla.

Y resulta que nuestra vida en realidad no necesita que pase un algo especial, porque lo único que nos pide la vida es que nos volvamos uno con ella y que la vivamos sintiendo la plenitud que se despliega en cada instante en que respiramos.

En realidad vivir la vida es algo que no necesita de mucho, si no de apreciar y agradecer el poder despertarnos ante un nuevo día teniendo una oportunidad más para para seguir viviendo. 

A lo largo de nuestra existencia podremos vivir un infinidadades de experiencias, algunas que nos han hecho el sentirnos tristes, desorientados, perdidos, solos..etc  pero si la miramos bien esas mismas experiencias sólo buscaban el que te conocieras, te encontraras y te hicieses uno contigo mismo.

También has tenido otras muchas experiencias en las cuales te sentiste muy feliz, bailaste, reiste, soñaste ,te ilusionante ..Pero igualmente de la misma manera también te estaba enseñando que nada es permanente, que muchas veces reímos y otras veces lloramos y  que no merece la pena el quedarnos estancados, parados , llorando por el pasado. 

No se trata de tener una experiencia de vida perfecta adaptada a lo que queremos nosotros que sea, se trata más bien de mirar todo lo grande, lo bello,  y todo lo sublime que se esconde en  ella. 

La vida no necesita de ninguna otra experiencia que no sea la de vivir, abrazar y valorar toda experiencia que vivimos en ella .

Da igual lo que hoy creas sentir, vivir ,tu vida se está abriendo en este instante amorosamente para ti  .

No existe un pasado, tampoco un futuro al cual debas de ir…No esperes la situación adecuada para decidir por fin vivirla . 

Porqué es sólo ahora en este instante en que respiras cuando puedes hacerlo ,jamás ha existido ni existirá ningún otro momento .

El momento es justo ahora ..vívelo ,siéntelo y se todo lo feliz que quieras ser.

Alba Hache

Esta entrada fue publicada en Sanación ondas cerebrales. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.