Gracias querido papá por darme la vida

En el protocolo actual no se puede pasar la noche con el ser querido que ha desencarnado por eso he decidido poner una palabras en mi web para honrar la presencia de mi padre.

Querído papá.

Gracias por darme la vida.

Agradezco profundamente todo lo que recibí de ti.

Es un honor ser tu hija y tu primogénita.

Estoy orgullosa de todo lo que me has regalado.

Contigo aprendí a valorarme y a amarme.

Gracias por tus enseñanzas.

Tuviste que superar muchas escaleras de esfuerzo, ya que en tu tiempo la vida era pura supervivencia, aún así siempre fuiste amoroso y amable con todas las personas que se cruzaban en tu camino.

Gracias papá.

Los humanos dicen que moriste. Yo digo que nadie que está en el corazón de una persona puede morir, porque nos acompañas a todos con tu amor. Te amamos y te honramos.

Aprendiste a comunicarte con los alemanes. De pequeños nos ponías cassettes de Assimil para que aprendiéramos ese idioma. Fuiste un adelantado para tu tiempo. Sabías que los alemanes eran personas con dinero en efectivo y aprendiste a sacar partido a tu negocio con el idioma.

Además siempre estabas invitando a todos los que se acercaban a ti. Siempre tuviste el corazón muy abierto.

Decidiste en tu forma de ganarte la vida aunque habías sido educado como carpintero, te pareció que ese no era tu camino y decidiste cambiar de la madera, al hierro y del hierro al aluminio. Y aunque empezaste a moverte en el acero, no se llegó a consumar.

Decidiste ver algunos países que te parecían emblemáticos y le diste la vuelta al mundo.

A mi en concreto siempre me apoyaste, cuando mamá tenía miedo, tú siempre decías que si a mis deseos.

Me dijiste una vez que sólo confiara en mi misma, que no confiara ni en ti, que era yo la responsable de mi vida y que con mi esfuerzo y mi sabiduría tenía que salir adelante.

Me llevaste a Alemania cuando tenía el alma en los pies ya que me había casado y me había divorciado. Sabía que mi vida estaba vacía y tú la llenaste al ofrecerme aprender una nueva lengua.

Por eso entre otras razones llevaste a tu familia en un viaje de varios meses por toda Europa en una caravana habilitada por ti mismo. Preparaste el vehículo para los fríos de Noruega y de Finlandia más intensos y descubriste que a veces lo que parece tan insignificante como los mosquitos es lo que más te contrarió.

Gracias por ser Quien eres.

Esta entrada fue publicada en Sanación ondas cerebrales. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.