Conversaciones con Alejandro De Almeida

Gracias Alejandro por tus conversaciones. Me han traído mucha luz a mi cabeza y a mi bienestar emocional. Las quiero compartir en esta web porque creo que harán bienestar a todo el que las lea.

¿Para qué eliges sufrir tanto por cosas que te pasan que no existen? No hay tormenta ahí fuera. Las personas que te rodean que aparentemente están haciendo sentir cosas en tu vida son perfectas. Ellas están actuando desde la información que tienen dentro de ellos y son perfectos al hacerlo.

Las barreras que ponen no se pueden quitar, pero si puedes actuar respondiendo de una forma diferente.

¿Qué pasaría si eligieras la paz y perdonar la información que tienes que te hace sentir mal?

En el Curso de Milagros te invita a soltar y te dice que no tiene porque ser así, puede desarrollarse de otra manera.

¿Podrías elegir desde la paz? ¿Sin juicio? Ese es el valor verdadero.

No puedes elegir la situación que te toca vivir, pero si puedes cambiar como te toca vivirla.

¿Cómo vives cada situación es para aprender algo? (queremos resolver la situación según nuestros valores)

Si ya no tengo nada que perdonar sólo disfruto.

Ya no necesito el aprendizaje.

Al revés. Ya no hay zanahoria que me obliga a caminar en un bucle cerrado. En este instante puedo elegir dejar de ser víctima. Elijo estar en paz.

Las personas que aparentemente me hacen algo son lo que yo pienso de mi.

Mi padre, mi hermano, mi amiga etc…

Soy yo la que tengo que cambiar los pensamientos que tengo de mi misma.

Sino estás en paz, lo agradeces. Si tengo los dones desde la paz, tocaría el Cielo en la Tierra.

Pues nada a perdonar y a agradecer.

Un mate tomado el 23 de septiembre del 2019

Es importante que si alguien cuando está contigo te mueve un sentimiento interno. Ahí te da una oportunidad, la persona que tienes enfrente si te da emociones te da un estímulo para entregarlo.

Saber donde mirar es el punto clave para salir del dolor.

Queremos resolver la situación y nos metemos en el ego. Lo importante es enfocar bien la situación y enfocar el estímulo como oportunidad para transcender lo que te pasa.

Sino fuera por lo que tenemos acumulado, no sentimos que la vida sea perfecta.

Todo lo que se haga que sea sin esfuerzo. Al mínimo esfuerzo no sirve. Que sea solo creatividad, sin preocupaciones de lo que se va a hacer.

La felicidad no está en obtenerla. Está en el camino a hacerla.

Cuando tengas mucho dolor y te descentras porque pasa algo que te saca de tu centro:

Si le quitas la emoción, aprendes la lección. Tengo que estar delante de mi y observar al observar al observador.

Fuente: Alejandro De Almeida

Esta entrada fue publicada en Cambiando las creencias, Elige de nuevo, Un Curso De Amor, Un Curso de Milagros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.