Perdonar a nuestros seres queridos por lo que nunca han hecho

A veces necesitamos dejar de mirar la nieve de nuestras vidas. Nos creemos que tenemos un universo lleno de dolor o de sufrimiento. No es real. Cambiar de percepción es el milagro. Dejar de ver lo que has visto hasta ahora. Mirar desde otro ángulo. Cambiar la carencia. Cambiar las situaciones que tenemos en nuestras vidas.

Marta Salvar nos enseña en sus cursos unas palabras que me parecen llenas de poder y de autenticidad.

Mirar al Ser que aparentemente te está haciendo algo que no es amoroso, podría ser tu padre, tu hermano, X y le dices:

Querida alma de mi papá

Por favor perdónate porque te has hecho daño.

Te has olvidado de Quien eres.

Te has olvidado de que eres un Espíritu de paz, de alegría, de amor.

Yo soy tu oportunidad para recordarte porque somos una misma consciencia Crística de Unidad.

Yo soy tu Expresión de santidad de Amor y Unidad y te estoy abrazando.

Mis brazos y tus brazos se unen en un abrazo común donde los dos somos Unidad.

Nunca estuviste separado.

Ya se acabó la pesadilla de sueños de horror.

Yo soy el Amor de Dios en acción en mi padre y en mi misma.


Esta entrada fue publicada en Un Curso de Milagros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.