Estoy en paz con todo y con Todos pase lo que pase

Estoy trabajando últimamente con el perdón y con soltar la culpa.
Mi propósito es: Estoy en paz con toda mi familia haga lo que haga.

Respetar la responsabilidad de lo nuestro y de sus consecuencias. Es uno de nuestros retos mayores.

Lo que pasa es que elegimos tener miedo de ocuparnos más de nosotros mismos, preferimos ayudar a los otros.

Algunas veces no nos ocupamos por no querer mirar nuestros miedos dentro.

Me enfoco dentro.

Si me enfoco dentro, luego puedo localizarme más en ponerme al servicio de ser una Maestra de Dios.

A medida que miras tus miedos, algunas veces aumenta el dolor por las interpretaciones que hemos elegido usar de las experiencias del pasado. 

De forma natural continuamos en el inconsciente colectivo de la masa del dolor.

Lo nuevo que ocurre es que ahora tengo más recursos para afrontar ese dolor de una forma diferente.

Desde la no dualidad es un ideal que afrontemos de nuevo el dolor. Todo es Dios es. La vida es Dios es. Cristo está en todo lo que nos sucede, incluido nuestras elecciones no amorosas.

Por este motivo ya que no necesito mejorar el mundo.

Lo único que necesito es aceptar 

la Expiación para mí.

Primer escalón

Es verlo todo perfecto. Es amarlo todoSoy la inocente Hija de Dios viendo a “Dios es” también en mi dolor, en mis frustraciones, en mis sinsabores, en mi  aparente recurrente maltrato, en cualquier forma que se pudiera calificar como negativa y “Dios es”  todo lo positivo. Lo positivo es más fácil para detectarlo. el reto es ver a “Dios es” en lo que aparentemente no nos hace felices.

Si me siento culpable no soy yo. es un intermedio en nuestra aparente mente individual.

En mi sistema de creencias incluyo al dolor y lo amo. Así se trata de un sistema no dualista. Un sistema total. Donde puedo discernir la experiencia subjetiva de mi misma.

Segundo escalón

Si me siento culpable siento y veo que las consecuencias son ilusorias. Para poder transcender las consecuencias tengo que verlas como ilusiones. No creerme que es real.

Tercer escalón

Es el perdón no dual. Me puedo libertar del futuro en este instante. Me obligo a la liberación de hacer cosas para el futuro.

Siempre hay muchas PARADOJAS EN TODO, o lo vemos como paradoja o lo vemos como demencia.

Me obligo a la liberación de hacer cosas para el futuro; para poder ser el Salvador del mundo.

Cada reto nuevo es una herramienta de aprendizaje, que se necesita evaluar.

Para reconocer que somos el cielo, tenemos que incluir a la Tierra en el Cielo, con todos los desastres, los asesinatos, las torturas, la falta de energía alternativa, PORQUE HA SIDO AMADA TAL CUAL ES, NO MEJORADA.

El amor siempre es incondicional. Estamos dentro del sueño.

HAGAS LO QUE HAGAS ESTÁS HACIENDOLO PERFECTO PARA EL ESPÍRITU SANTO.

NUESTRA FE SE BASA EN ESO. ESTÉ OCURRIENDO OCURRA LO QUE OCURRA.

En la no dualidad no hay opuestos.. No dejo nada fuera.

Mis pensamientos de ataque atacan mi invulnerabilidad desde mi mente individual se que MI INVULNERABILIDAD NO PUEDE SER JAMÁS PERJUDICADA por ningún pensamiento de ataque que yo cree.

No podemos herir y nadie nos puede herir.

Si hay intencioçon de hacer el mal. Es perfecto dentro del plan del Espíritu Santo.Lo reutilizo para mi

Nuestra intención es poner fe en que lo que estoy haciendo, en lo que estaba haciendo es perfecto para Él.

Mantengo el foco:

SIGO SIENDO EL AMOR DE MI PADRE

PASE LO QUE PASE FUERA DE MI.

 

Amar mi vida interior, los juicios, las culpas, como una madre amorosa.

La gracia es esa: Amarte cuando estás en el juicio.

Por supuesto que amar no es justificar.

♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥

Toda esta información ha salido en una sesión celebrada con Ulises. Su web está debajo. Por favor no dudes en visitarla:

Inicio

 

Esta entrada fue publicada en Un Curso de Milagros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.