Soltar la muralla del ego

Lo primero que hay que recordar y tener presente en cualquier relación siempre es Ser Inocente.

Y si eres inocente jamás puedes tener culpa.

Ser feliz en toda situación, en realidad no es un problema lo que tienes en tu vida. Tú eres un actor. Asociamos el que tenemos que estar logrando cosas materiales, sentimentales. Sentimos que en X situación me voy a sentir bien. Y no es cierto sentirte bien ahora es el reto.

En pareja y en soledad se festeja todo, la boda, el divorcio, el reencuentro, el volver a divorciarte, todo es parte del plan divino para estar en paz.

No podemos permitirnos que sólo vamos a estar bien si lo asociamos a cosas materiales.

Yo elijo estar bien en todas las circunstancias. No importa lo que pase. Si el coche se estropea, si la relación va mal, todo esto es una oportunidad para superar las creencias limitantes. Hace años estábamos fatal y ahora nos damos cuenta que somos actores eligiendo.

No se lo que pedimos, ni cuando lo pedimos, en realidad lo que nos pasa es perfecto. 

Elige bien porque estas en un aula. Vivas feliz o vivas triste tienes que pasarlo.

Si tu descansas en la solución todos los problemas desaparecen. Si tienes una imagen cámbiala.

Actúas desde la paz, si rompes las barreras. Sabes que ya lo has conseguido todo.

“Lo que he hecho es acomodar los cimientos de todo, la base del conocimiento. De ahí todo es diferente. Todo se vuelve fluctuante. He crecido mucho en ese ámbito. Ya lo conseguí todo a nivel profesional, espiritual, mental, físico. Ahora sólo me toca ser feliz y descanso en paz.”

La imagen es que las almas buscaban las experiencias, todo tipo de experiencias. Ahora no necesitan buscar las experiencias. Sólo buscan el júbilo y el gozo de Dios.

Si tenemos una situación y la juzgamos, es cuando caemos. Si la juzgamos decimos buena o mala. Estoy triste me quedo en mi casa y vuelvo a hacer lo mismo. Que es lo que hace que se repita la situación? Es que la juzgo como algo bueno o malo? Hasta que no sueltes el juicio seguiré teniendo la misma situación. En realidad la situación está para dejar de juzgar. Es para darte cuenta. Si eliminamos el ego y los juicios a lo mejor nos parece que desaparecemos. La sensación es que vivimos a través de los juicios y del ego, no vivimos a través del Ser. O al menos esa es la sensación.

Si todas las situaciones las tomáramos para transcender. El reto es que las situaciones las enjuiciamos y nos encerramos con ellas.

Veo inocente al otro y me veo inocente yo. Así todo cambia. Es más fácil las relaciones.

“Lo que viniste a hacer al planeta tierra, ya está hecho. Ya lo hiciste. No hay nada que hacer. Como no te pones como condicionante conseguir algo. Por tanto solo tienes que vivir en paz.”

Nunca estás sólo y ya lo hiciste todo.

Hagas lo que hagas disfruta del proceso. Si estas tranquilo ¿que más da?.  Te puedes imaginar que un gran problema ya se resolvió. Tú estas filmando todo el proceso. Te vas a ver con todas las emociones que le pusiste. Tú eres el director de la película. Era sólo un juego. Un poco tiempo después lo ves. ¿Podría ser de otra manera? Si Quitar el miedo,  el miedo y la culpa es el reto.

El mundo con calentamiento, con petróleo, con  plástico y sin…. es perfecto. Todo está en equilibrio. Vivimos en un equilibrio.

Fuente: Una sesión de terapia

Esta entrada fue publicada en Si a la Vida, Un Curso de Milagros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.