Soltar la autoxicidad

“La autotoxicidad también es dañina

Hay personas que crean una tormenta en un vaso de agua y después se quejan porque llueve. De hecho, hay quienes cuidan mucho sus relaciones interpersonales y siempre están pendientes de respetar al otro y no dañarles, pero se olvidan de sí mismos. Como resultado, esa toxicidad no se expresa, sino que la guardan dentro de sí.

Por eso, también es importante asegurarnos de no expandir esa autotoxicidad. Y te comportas de manera tóxica contigo mismo cuando:

– Te quedas al lado de una persona que te menosprecia y te trata mal.
– Te recriminas por tus errores o eres demasiado exigente contigo mismo.
– No atiendes tus necesidades y no te atreves a pedir lo que deseas.
– Ignoras tus emociones y, en vez de comprenderlas, decides reprimirlas.
– Solo te centras en lo negativo y adoptas una actitud pesimista.
– No reconoces tu valor y dejas que sean los demás quienes te valoren.

Fuente: Rincón de la Psicología. “

 

Esta entrada fue publicada en Sanación ondas cerebrales. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.