Dejar de fijarnos en los nudos pasados

Muchas veces nos quedamos trabados por los nudos pasados.

Es como que vayamos a donde vayamos, estamos trayendo los traumas que una vez elegimos tener.

Si tuvimos un trauma en nuestra niñez, nos ponemos a darle mucho amor y mucha paz y ahora adoptamos la actitud de un niño, niña, sonreír y sonreír y mirar la vida con dulzura.

No podemos estar siempre recordando, a mi me hicieron esto, a mi me hicieron lo otro.

Eso hace que la vida sea muy dura y que todos los personajes estén repitiendose todo el tiempo. Sin solución. Es como que la solución no sale al exigir siempre estar en el mismo lugar.

Fuente: Una hermosa niña y Mariposa

Esta entrada fue publicada en Sanación ondas cerebrales. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.