“Renuncia a lo que no quieres y quédate con lo que si quieres”

Somos uno con DiosEsta frase está sacada del Manual del Maestro, de UCM, “Desarrollo de la confianza” Las seis etapas de desarrollo espiritual en los Maestros de Dios avanzados.

Desde mis primeras relaciones, siempre me quedaba con los novios que no me gustaban.

Yo me preguntaba: ¿como puede ser que al chico que me gusta le plante el “machango” y al que  no me gusta le digo que quiero ser su novia?

Después de tantos años, por fin lo comprendo. Dentro de nosotros hay una culpa oculta. Esa culpa actúa en un programa que no nos deja elegir las posibilidades favorables y amorosas para nosotros.

La sensación es que dentro de ti misma, está instalado tu peor enemigo.

A través del sufrimiento me limpio.

Disfrutar es pecado.

Los acuerdos que hicimos para estar conectados al dolor como forma de vida los mandamos a la Fuente y que la Fuente nos enseñar como es que la Vida esté conectada a la misma Vida sin sufrimiento

Y que el placer y el disfrutar existen sin pecado, que somos santos inocente sy puros incluso aunque disfrutemos porque si.

Hay una idea que cuando estamos con culpa, Dios está satisfecho.

Si yo logro liberarme de esta culpa Dios desaparece.

Soltamos todos los contratos y acuerdos y nos liberamos de la culpa y Dios sigue existiendo, lo que desaparece es la separación de Dios.

Dios está siempre conmigo, porque Dios lo que quiere es que su amado Hijo sea lo más feliz del planeta.

Contratos en contra del amor por nosotros los mandamos a la Fuente y ponemos la definición del Amor por nosotros desde el punto de vista del Creador.

Cualquier acuerdo que hayamos hecho para estar en la dualidad siempre buscando el equilibrio lo mandamos a la Fuente, y nos ponemos en el punto cero  de todas las posibilidades. Es seguro para nosotros estar en el punto cero de retorno al Origen de donde nunca salimos.

Todas las trampas que nos creamos para crear más dolor en nuestras vidas se van a la Fuente. 

Ahora si podemos estar en paz con la Fuente.

No volvemos al Origen solos, volvemos juntos. Por eso es tan importante que vayamos de la mano del otro.

Fuente: Una sesión con Beatriz Fernández y Mariposa

 

 

Esta entrada fue publicada en Elige de nuevo, Si a la Vida. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.