Aceptar mi autoridad como Maestra de mano de Manuel Guadalupe

Cada persona tiene los retos que necesita en su camino.

Para mi uno de los más difíciles ha sido siempre “Aceptar mi autoridad”

Hoy he tenido una sesión con el Extraordinario y Auténtico Maestro Espiritual Manuel Guadalupe y he recibido una información que quiero compartir con todos ustedes.

Transcribo las palabras que me dijo hoy por la mañana:

“El ego en su afán para no cambiar te dirá que  tú eres una mala maestra porque no le has dado una pastilla mágica para cambiar a tus alumnos” “Tú tienes que recordar: Yo les he  dado todas las herramientas para hacer el cambio. Yo no vendo pastillas, sobre todo porque yo como Maestra siempre me dirijo al poder que hay en cada uno”

Mi contestación fue que en algunas técnicas se nos enseña que le devolvamos el poder a las personas que participan con nosotros para que sean ellos los que  se empoderen y hagan el cambio con todo su ser.

Manuel Guadalupe me contestó a esta creencia:

“1.  ¿Si no existen los maestros para que coño vino Jesús al mundo como Maestro?

2.  ¿Para que el Curso de Milagros dedica la tercera Sección del libro al Manual del Maestro?

3. Claro en el Ser y en la eternidad, todos somos iguales, pero ahora en el espacio y tiempo si hay diferencia y Dios ha enviado a sus Maestros para que enseñen y recuerden la Verdad auténtica.

Lo que tú tienes que hacer es “ACEPTAR TU AUTORIDAD COMO MAESTRA.”

Creador de Todo lo que es: Acepto mi Autoridad, como tu Hija encarnada en la tierra. Permito que Mi Autoridad fluya a través de mi Ser. Que me permita brillar y ser el Ser que soy.

Que acepte que Tú, nuestro Creador sólo deseas lo mejor de lo mejor para cada uno de tus Hijos. Que recuerde que soy Tu Hija y que soy Santa, Inocente y Pura, como todos mis hermanos.

Creador que desde tu opinión sepa quien Soy.

Renuncio para siempre la trampa de la indignidad y renuncio para siempre al odio por mi misma.

A partir de ahora, soy sólo la humilde Hija de Dios que si sabe que tiene la Autoridad de su Padre, el Creador de Todo lo que es.

A partir de ahora, soy una Mujer nueva, con un Poder nuevo, el de mi propia Autoridad.

Con estas palabras puedo recordar Quien soy y ser más clara y más transparente, conmigo y con los otros. ¡Que bueno que hay Maestros a nuestro alrededor que nos adelantan el proceso de ser más felices.

En realidad para eso sirven los Maestros, que te adelantan el tiempo lo que de todas formas vas a aprender.

Ya lo dice el curso de milagros que tú escoges cuando pero no escojes que, y así puedes disfrutar más de ser el poderoso ser que eres.

Ya dejó el Maestro de ser un ser que estaba fuera de tu alcance. Ahora se acerca para que tu corazón y tu alma sean más felices en un espacio más corto del tiempo. ¡Que así sea!. Estoy dispuesta a cumplir la Voluntad de Dios que es la misma para todos los seres. Yo soy una de sus Hijas, igual que mis hermanos con la misma dignidad y respeto y con un  conocimiento claro para que el que lo desee avance en su felicidad.

Muchas gracias Manuel Guadalupe desde el alma por llevarme otra vez junto a mi Padre que es nuestro Padre. Permitirnos brillar es nuestro auténtico reto, como decía Nelson Mandela:

” Lo que nos asusta es nuestra luz, no nuestra oscuridad. Nos preguntamos: ¿quién soy yo para ser brillante, fabuloso? Pero de hecho ¿quiénes somos para no serlo?
Eres un Hijo de Dios”.

Adjunto unas reflexiones preciosas de cambio de paradigma y de sistema de pensamiento que ha escrito Manuel al llegar  este mes pasado de la India.

Fuente: Conversación con Manuel Guadalupe, frases de Nelson Mandela y Mariposa

♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣

 

Mi viaje a India

De regreso de este viaje a mi Amada India parece que todo sigue igual pero algo ha cambiado, y mucho, y ese algo soy yo.
Este año he tenido la oportunidad tener un mes de vacaciones, una parte en compañía de amigos, alumnos, de mi Madre, mi Esposo y junto a una parte de la Familia que tenemos en ese país y el resto, casi 15 días, en “soledad”.   Comencé estas vacaciones más que agotado, extenuado.  Pero me di cuenta de que mi agotamiento provenía no de un año de duro trabajo, sino a causa de 49 años de sostener la confianza en Dios en la “mente“ de mis Herman@s y en la “mía propia”.  ¡Resultó ser un esfuerzo titánico!   Durante ese tiempo, además, se mezclaron las ilusiones de mi ego, lo que motivó que, tras cada decepción, el esfuerzo requerido se hiciera aún mayor.  Antes de este viaje me estaba planteando muy seriamente dejar de dar clases y dedicarme por entero a escribir y a cuidar de mi hogar, ya que había perdido todas las fuerzas para continuar llevando a cabo la labor que, bien o mal, había estado realizando.  Pero la Voz me recomendó esperar a estar en India antes de tomar ninguna decisión.  Una vez mas acertó, y de pleno.
En India pude volver, a través del silencio y del Amor que mis alumnos en ese país profesan a mi labor, a reencontrarme con la Santidad de mi SER.  Me reencontré con mi Amado Creador en toda Su Grandeza.  Volví a sentir la Alegría y la Fuerza de Vivir, reencontré el Amor.  La Sagrada Unión con mi Esposo se fortaleció, solidificando nuestro compromiso aún más.  También se reforzó la unión con los alumnos que, desde España, me acompañaron en este viaje.  Pero la relación que más profundamente se vio consolidada fue mi Relación con mi Amado Hermano y Gurú-ji, Jesús, el Cristo.  Este hecho me lleva a decir que este viaje ha supuesto un antes y un después en mi vida.

Ya no soy el que un 22 de agosto dejó Gran Canaria rumbo a Nueva Delhi.  De hecho, a mi regreso a las palmas, por inercia, intenté vivir como antes lo hacía y me puse malo de la garganta.  Cuando esto me ocurre me está indicando que me he extralimitado, así que retorné al silencio y, con el silencio, volví de nuevo a mi Autentico Ser, junto al cual, y de forma indivisible, está mi Amado Jesús.  No puedo decir que haya crecido como persona, ni tan siquiera como maestro de Dios, porque eso se queda corto para el cambio que se ha producido en mi interior.  Ahora sé lo que tengo que hacer y porqué, y eso me produce una alegría tal, que sólo eso es lo que quiero hacer.

Le doy las Gracias a mi Gurú-ji, Jesús, por haberme dado el Seminario Recordando Tu Divinidad, porque con él me dio la clave para el gran cambio que se ha producido en mí.  Él me ha encomendado que lleve este Seminario al mayor numero posible de personas, pues el sufrimiento en este mundo-sueño nos resulta intolerable aunque ambos sepamos que todo puede cambiar a través de una decisión, de una Simple y Grandiosa Decisión.  ¡Gracias, Amado, por darnos esta maravillosa Solución!  Este ha sido el año en el que Jesús me desveló mi función (con minúsculas, pues con mayúsculas la Función Única de tod@s l@ s Maestr@s de Dios no es otra que la Expiación) como Maestro de Dios para que la ponga en práctica en el curso de los Seminarios.  Los dones que traje, y los que se me han dado, se están desarrollando con mucha rapidez, pues como el Maestro dice “¡No hay tiempo que perder!”.

Todo esto lo observo desde una perspectiva de calma, pues sé (y espero no olvidarlo nunca) que todo lo que creo estar viendo no es más que un sueño y que, como todo sueño, también pasará. Pero, por mucho que sepamos que esto es sólo un sueño, mientras creamos estar aquí debemos poner toda nuestra intención en acabar con el dolor y, para hacerlo, tenemos que Amar y usar siempre la Bondad.  Hay que aprender a no dañar.  Más, incluso, que a pedir perdón, pues si no hay daño no habrá por lo que pedir perdón.  El Perdón es la herramienta más maravillosa y poderosa con la que contamos para salir de este sueño.  Pero no debemos hacer un mal uso de él, no podemos hacer daño, conscientemente, sólo porque sepamos que podremos recurrir al perdón para rectificar más tarde.  ¡No es valido!  ¡Ya no!  Las teorías no funcionan solas, las palabras no bastan.  Hay que ponerlas en marcha con todo nuestro corazón y hacerlas funcionar a favor de tod@s.

En este viaje volví a reencontrarme, también, con mi amado libro de cabecera Un Curso de Milagros.  Y descubrí, con mucha satisfacción, que ya vivo la mayor parte del tiempo en la acción que el Curso, y Jesús desde él, postulan.
Me siento en Paz con el mundo.  No tengo nada que demostrar, pero sí mucho por hacer.  Por eso, Hermana del Alma, Hermano del Alma, desde esta pagina web, una vez más te digo:
Aquí estoy y aquí te espero, con los brazos abiertos, para ayudarte, desde mi Auténtico Ser, a acabar con el sufrimiento y las decepciones en tu vida.
Aquí estoy para devolverte la conciencia del Cielo aquí, en la tierra, esa conciencia que es Tu Verdadero Ser.

Y el resto del tiempo lo pasaré en Silencio, en la Quietud de mi Autentico Ser, que es el sitio que, junto a mi Esposo, yo me siento Verdaderamente en mi Hogar.

Que la Paz triunfe siempre en ti.

Eternamente

 Fuente: Manuel Guadalupe Fernández ®

Esta entrada fue publicada en Acerca de mí, Elige de nuevo, Un Curso de Milagros. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.