Una imagen de la pareja por Bert Hellinger

En una de las clases que hice para el curso de constelaciones contaron una imagen del alma muy bella de Bert Hellinger.

Una pareja son dos seres que deciden subir la montaña de la vida juntos. Al principio los dos llevan una mochilla llena de regalos del uno para el otro.
Están muy contentos porque se van parando a lo largo del camino y van intercambiando sus regalos. Al pasar el tiempo podría pasar que ya no ves a tu pareja a tu lado y sientes que en tu mochila ya se han entregado todos los regalos.

Podría ser que tú vas adelantado o que él otro va adelantado. Lo que sientes es que ya no van juntos y que ya no hay nada que compartir.

En ese momento hay que tomarse las manos mirar a los ojos y agradecer el trozo tan bello de camino que se ha compartido juntos. Sin recriminaciones, sin desamor.

Al agradecer y honrar el tiempo juntos hay libertad para continuar sin cargas solos o con otra pareja de nuevo. El corazón está limpio y tranquilo  de los dos y la montaña sigue ahí con sus nuevos retos.

Si hubieron hijos se agradece muy profundamente que hayamos elegido este padre o esta madre para que nuestra familia sea más grande.

Cada ser toma su responsabilidad y se pueden decir: Gracias y te llevo en mi corazón.

Al decir esto pueda que se sienta que todavía hay regalos en la mochila o que se hayan acabado. Sentir y seguir el corazón es lo  importante..

Es una forma muy bella de estar en paz con todas tus ex-parejas.

Fuente: Curso de Constelaciones familiares en Constelalma.

Esta entrada fue publicada en Constelaciones Amorosas, Elige de nuevo, Optimizando la pareja. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.