Cuidar nuestro maravilloso cuerpo

Estos días he estado ordenando los escritos que tengo en el ordendaor y me encontré uno que me encanta publicar en esta web.A lo que escribí entonces quiero añadir un par de afirmaciones:

Es seguro y amoroso cuidar de mi cuerpo.

Es seguro ir a la playa y a las actividades que le gustan a mi cuerpo.

Es seguro disfrutar de la vida como mi cuerpo quiere.

Tengo derecho a que mi cuerpo esté en un estado saludable y lleno de energía.

Puedo disfrutar del placer que me da el cuerpo sin sentir ningún tipo de sentimiento negativo, al contrario mi cuerpo me da alegría y me da fuente de inspiración.

Gracias a nuestro hermoso cuerpo por llevar el santo altar de nuestro espíritu.

Hoy vamos a ser positivos pero además conscientes de la gran bendición que Dios nos ha dado: un cuerpo saludable.

Tengo una amiga que este fin de semana se va al dentista para  arreglarse la boca;  además,  las uñas de los pies y de las manos porque quiere que su cadáver, esté guapo; cuando le llegue la hora.

Está enferma de un cáncer hopking y además tiene los pulmones crecidos y encharcados en líquido. No se le puede  radiar, por el estado crítico de sus pulmones y sabe que el fin de su vida está muy cercano.

No puede exhalar fuerte, no puede hacer deporte, no puede cabrearse, no puede moverse, nada de sexo por supuesto, sólo puede esperar que le llegue su hora porque hoy en día;  aquí,  esta enfermedad no tiene cura.

Y nosotros nos preocupamos de que no se que me voy a poner luego para tomar café…. o mira que injusticia lo que me ha pasado con esta persona, no me lo esperaba de ella, qué haré de cena, o como me duele este lado del brazo.

La verdad que cuando vemos a personas así,  que encima están contentas y haciendo bromas sobre su estado. Lo que da es ánimo para disfrutar ahora, este segundo y ver el hibisco amarillo,  que brilla ahí fuera, parece que brilla  aún más hoy.

Además las personas  que tenemos  enfrente, a lo  mejor no las vemos nunca más,  vamos a ser simpáticos y agradables; como nos gustaría que fueran con nosotros.

Cada segundo es valioso Si tienen algún dolor, por favor no le dejes pendiente.Tenemos que pensar en un hueco para nosotr@s mism@s y para ser más felices cada día.

Fuente Mariposa

 

Esta entrada fue publicada en Cambiando las creencias, Co-Creando, Elige de nuevo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.