Vivir sin ser medusas para nosotros ni para los otros.

Muchas veces somos como medusas, cuando alguien se nos acerca les picamos.

Es como que así nos protegemos.

Ahora siento que no es necesarios que piquemos ni que nos piquen.

Yo noto que las personas que menos se respetan y menos se quieren son las que más tienen la creencia de que tienen que picar.

Me quedé fascinada en la playa con este hermoso animal.

Y si lo ves en el mar, te fascina mucho más, pero cuando te acercas te puede doler el picotazo por horas.

Vamos a dejar de ser medusas y sentir que cuando algún hermano se nos acerca no necesita nuestro insulto o nuestra desaprobación. Vamos a invitarle con nuestra amor y nuestra dulzura. Las medusas ya no son necesaarias para sobrevivir.

Ahora podemos ser amorosos y tiernos.

Si Creador enséñanos a vivir en paz sin picar a los otros y sin ser picados. Aceptando el amor y el perdón.Sabiendo que somos uno contigo y que jamás nos separamos de tu Ser.

Fuente: Mariposa.

Esta entrada fue publicada en Co-Creando, Elige de nuevo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.