Toda mi familia materna y paterna y yo somos inocentes

Quiero compartir una cosa con ustedes. Hace mucho tiempo  que no logro recordar ni un pedacito de sueño. Lo he pedido muchas veces porque se que hay llaves en los sueños que te pueden transformar la realidad. Por fin hoy es día 30 de noviembre del 2019 se me ha concedido el regalo:

1 Esta noche he soñado que estaba con Dominga (una compañera y amiga desde la infancia) en un viaje. Habíamos ido juntas ella, otra persona y yo a un lugar que no recuerdo. 

2 El sueño comienza a ser recordado cuando estábamos en un lugar lleno de luz con muy pocos elementos. 

3 Era como en el alto de una montaña pero en plano y con mucha luz, justo al borde estaba el mar. 

4 Dominga se movió de una forma rápida atravesando todas las estructuras y se puso en un camino de piedra antiguo. 

5 Cuando ella lo hizo yo me impulsé y lo hice también siguiéndola. Ella pasó muy rápido por todo el camino y se sentó debajo del camino a mano derecha.

6 Cuando miré desde arriba sentí que estábamos al borde de un puerto comercial y que habían dejado un trozo de ballena de unos siete metros de largo por tres de alto con trozos medio partidos.

7 No podía comprender esto. Y no comprendía porque no olía si era carne putrefacta. Me imaginé que olería y en ese momento Dominga me pregunta que estaba detrás de la ballena pero no la podía ver, que por qué habría ese dolor tan feo en la zona que estaba todo tan limpio. Se sentía una pureza en el aire extraordinaria.

Este sueño quiere decir:

1 Estamos en la vida en un viaje que no recordamos. Sólo recordamos detalles del rompecabezas, los detalles que nos interesan para montar la historia que queremos montar.

2 Empezamos a recordar nuestra esencia cuando sentimos nuestros interior inocente y lleno de luz, sin elementos que nos distraigan.

3 Ahí podemos ver la realidad auténtica y podemos salir del mundo que nos parece real para ver el mundo real.

4 Nuestros amigos nos muestran el camino para salir de la realidad donde estás atascado y te hacen volver a lo que has vivido pero ahora de forma más consciente.

5 Buscamos las referencias fuera para nosotros ver nuestro propio camino y decidir a donde queremos ir. Ella me indicó al ir a la derecha que tenía que ir al lado del padre.

6 Me di cuenta que en ese lado tengo información que se está descomponiendo que todavía no he logrado neutralizar, ni ver desde el amor. Las ballenas representan la sabiduría acumulada en todas las generaciones.

7 Cuando yo pensé como tenía que ser lo que estaba viendo se produjo el olor. No se había producido antes porque yo no estoy viendo la pureza y la limpieza del lugar. Que haya un trozo de ballena es una oportunidad para vernos inocentes. Toda la familia paterna y toda la familia materna es inocente y yo soy inocente. No hay nadie aislado. No hay nadie solo No hay nadie separado. Es oro espiritual todo lo que te pasa en tu vida. Sólo elijamos reconocerlo. No darle fuerza a la ilusión. Empezar a darle fuerza a la vida.Todos somos santidad. Todos somos inocencia. Todos somos Unicidad.

Fuente: Mariposa.

Esta entrada fue publicada en Acerca de mí, Un Curso De Amor. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.