El mundo de las madres

Este es el resultado de una conversación con un hombre espiritual.

Creo que es muy interesante y por eso lo he puesto como una entrada.

No hay nada como abrir el corazón a sanar la madre en nosotros.

Si sanamos la madre en nosotros sanamos todas las vidas pasadas, presentes, futuras y paralelas. Así que adelante, cuanto antes lo hagamos más felices seremos:

A las madres nadie les enseña a soltar.

 La Gran Madre enseña a las madres a ser madre.

¿Qué es ser madre en coherencia?

No hay un patrón de madre coherente.

Recordar que es  madre coherente viviendo en el corazón.

La madre y el hijo son uno emocionalmente.

El ciclo vital en el ciclo vital el embarazo y los dos primeros años.

La madre nunca corta el lazo emocional porque no sabe que existe ese lazo emocional.

Y ahí es donde viene el papel de madre coherente.

Y ahí es donde tenemos que volver.

La coherencia de la madre es el sentir de la  coherencia La comodidad constante, el sustento constante. Pensamos en lo físico: alimentación sueño físico, respiración. Pero como todo lo más importante es lo etéreo lo energético. Nos movemos con la Madre y aunque no hagamos nada la madre nos sostiene.

Reconocer y observar esto tan sencillo .

Le damos la libertad de ser libres para que ellos vivan en su coherencia.

Cuando se les educa en que todo está y la madre lo da todo. Entonces no hay frustración. Cuando tienes ganas de movimiento. La Madre te está sosteniendo y cogiendo.  La madre siempre sostiene a su niño.

Luego la madre le da todo en su coherencia.

Luego el niño tiene una madurez emocional .

El niño se ha liberado al sentir la madre.

No es solo la madre tierra, la que nos cuida en el sueño. Nos cuida y cuida nuestro ser.

En el olvido en que vivimos en que nos sentimos separados. Todo viene de la madre.

El dinero el aire. La madre te lo suministra todo.

La madre te llena tus vacíos y pasa a ser tu verdadera madre.

Comprendes que eres madre que crea madre dentro de la madre en tu coherencia.

Que es ser un hombre y mujer en coherencia.?

No se vivir el sueño con madurez.

A mi nadie me ha enseñado a ser maduro y vivimos en el mundo de las emociones.

Una niña demanda un abrazo y se siente cómoda a gusto. Su madre no le puede dar el abrazo. Le dice ahora no y la niña siente ira. La ira se transforma en una rabieta. Luego va a ser una tristeza.

Ahí aparece nuestras emociones. Son frustraciones de nuestros instintos básicos.

Como explicar a alguien que todo lo que necesites está en la Madre, el sueño, lo que necesitas está en la madre. Observa y recuerda de ahí nacen nuestras emociones de la frustración de un instinto primario.

El hombre también está buscando  la libertad del ser.

 

También al lado de la madre está el padre. Nos soltamos coherentemente  con nuestro padre.

Acepto que tengo el amor de mi padre y de mi madre con sustento de los dos.

Los hombres me aman y mi madre me ama.

Mi padre me ama y mi madre me ama.

Fuente: Un amigo y Mariposa lo escribió.

Esta entrada fue publicada en Elige de nuevo, Si a la Vida. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.