Aceptación como terapia

Toda enfermedad es intrínsecamente un proceso de estrés,
o es un efecto de un proceso de estrés;
la mejor forma de disolver el estrés
es por medio de una completa aceptación
de la situación,
de nosotros mismos,
y de nuestra relación
con nuestra situación.

Cuando usamos las cuatro frases
estamos haciendo justamente esto:

Cuando decimos “lo siento”,
estamos aceptando la situación,
aceptamos el conflicto,
no en forma resignada y negativa
sino como una base inicial.

Cuando decimos “perdóname”
estamos diciendo que aceptamos
nuestra participación en el conflicto,
aceptamos que esto tiene que ver con nosotros,
que es nuestra responsabilidad,
pero estamos diciendo algo todavía más importante:
estamos diciendo y aceptando
que tenemos intenciones de reparar el conflicto
y restaurar la armonía.

Cuando decimos “Te Amo”
estamos diciendo que aceptamos la posibilidad
de que este conflicto tiene otra forma de verlo,
tiene otra posibilidad,
que hay una forma armónica de ver esto,
y esa forma armónica
la llamamos amor,
pero podemos llamarla de cualquier otra forma,
por eso digo que uno puede decir aquí
te perdono,
nos perdonamos, o incluso:
Que haya paz.

Al decir “Gracias”
aceptamos que el proceso de rebalanceo
se ha llevado a cabo y que esto nos hace felices,
aceptamos y estamos satisfechos
con lo que ha ocurrido.

Entonces las cuatro frases son en esencia
una aceptación:
del conflicto,
de nosotros en el conflicto,
de las posibilidades de redención
y de la redención misma.

☮ _/♥\_ ☮
Fuente: Extracto del maravilloso libro .: El Otro Secreto :.
Liberación emocional con Ho’Oponopono
Palabras de S.D.G. Shri Khaishvara Satyam Mahadeva Gurú
Sobre Chamanismo Huna

Esta entrada fue publicada en Elige de nuevo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.