Viaje Idaho Falls, Usa.

Cuando fui a estudiar a Idaho Falls el 6 de julio del 2009 por cuatro meses para sacar el Master en la especialidad de sanación con Vianna, también huvo tiempo para disfrutar de la bella naturaleza de América y por supuesto de los compañeros de curso.

Los primeros días era una sorpresa conocernos y saber un poquito más de personas de otros países.

En esta foto que hice un montaje con la niebla del parque.

El centro donde estudiamos y la clase en si.

La vedad que era impresionante unir tantos países. Encontrabas en la foto de Kenia, Israel, América. Todo el tiempo era una apertura de mente y de corazón.

Al principio vivía en un hotel por un día y luego me busqué una casa con un compañero.

Al final la alquilé yo sola. Estas son las viviendas que estaban enfrente de la Escuela.

La verdad que era muy bueno que al medio día pudieras ir y hacerte la comida y tumbarte un poco de tiempo antes de seguir con la sesión de la tarde. Me sentía como una reina con todo su poder.

Estas son las dos mejore amigas amigas que tuve: Teresa de Nueva York y Lena de Suecia.

Una de las cosas que más me gustaron en Usa fue los baños de agua caliente sulfurosa. Estaba a una media hora en coche y el olor era a azufre, pero cuando salías te sentías superligera.

Se nota que el lejano Oeste era un lugar volcánico lleno de poder.

En los parques recolectaban las cornamentas de los animales para hacer la entrada al parque.

La verdad que era alucinante ver tantas cornamentas juntas.

Cuando paseabamos por el pueblo se sentía la energía del Lejano Oeste. En cualquier momento te parecía que te podía pasar una caravana por el lado…

De todas formas fue siempre un privilegio estar con unas personas que querían mejorarse de una forma tan profunda y que querían ser más felices y estar más conectados con el Creador de todo lo que es.

Cuando tocabas el agua hirviendo sentías el poder de la Naturaleza. Por supuesto que no te podías bañar en un agua tan caliente pero te daban ganas de acercarte y de tocar esa agua tan limpia y perfecta.

Siento que fue una experiencia muy profunda y que marcará mi vida para siempre.

Es preciosa la belleza naturaldel Parque de Yelllostone.

La verdad que alquilar un coche. Fue un todo un reto. En América  yo personalmente fui a coger el coche a la agencia y cuando la empleada me dijo que era automático, dije ayuda Creador de todo lo que es. Encima en América todas las calles parecen iguales.

Estuve unos veinte minutos perdida.

Pero la verdad que al final encontré el camino. Habíamos alquilado el coche entre dos amigas.

Y empezamos la aventura.

Por supuesto que en el alquiler del coche iba un Gps para  que el camino fuera más fácil. Le pusimos una voz de un hombre muy sensual y le pusimos de nombre James. Lena y yo estuvimos todo el viaje vacilando con él.

Nos sirvió hasta el final. El último día pasó algo y tuvimos que buscarnos la vida, nosotras mismas, pero todo el viaje la verdad que fue muy fácil. La tecnología ayuda a hacer más fáciles las cosas.

Es preciosa la belleza natural del Parque Yellowstone.

Fui en varias ocasiones y con varias personas al estar tan cerca del Parque, los fines de semana estuvimos libres

Para mi fue sorprendente el poder de la Naturaleza y en su expansión y en su belleza.

Celebrar el cumpleaños fue un éxito total.

La verdad que ahcer un cumpleaños con tantas personas de tantos países y que de verdad me apreciaban fue fabuloso. La experiencia de contacto internacional hace que tus creencias cambien y que te sientas diferente con respecto a solo pertenecer a un grupo de personas. Es como si te ampliaras.

Que maravilla recibir también estos hermosos regalos. La gente abre el corazón y te entrega tanto amor y tantas cosas. Es como si cuando uno decide ser feliz, el Universo consipira para que se produzca el milagro. Las chicas de Japón me dieron kuzu y algas que me fazcinaron y unas servilletas que servían para hacer trabajos de papel preciosos.

Una chica de Italia me regaló el bolso que representaba la Madre Tierra.

Gracias Universo.

Fue muy bonito que en Idaho estuviéramos con tantas piedras poderosas.

La verdad que sentías una paz impresionante. Es como estar conectado a un generador de paz que no se acaba nunca. Esas piedras y sus dimensiones eran especiales y grandiosas.

Te sentías muy bien cuando estabas cerca de ellas. Quise inmortalizar con varias fotos.

Me encantaba la gran cantidad de calabazas que había en los supermercados. Todo era a lo grande. No había muchos productos ecológicos, pero lo que había lo había  a lo grande.

Es un país en que todo es a lo grande.

Por supuesto lo más maravilloso de todo fueron los catorce cursos que hice con Vianna Stibal.

Fue fantástico. En el proceso de sacar los dos títulos que tuve aprendí a cambiar las creencias y eso para mi es extraordinario. Siempre estaré agradecida a su gran labor de maestra y de instructora.

Y al gran equipo de trabajo que tiene.

 En concreto tuve algunos retos con ciertas personas. 

Ella me dijo: “No dejes nunca que nadie moleste a tu hermoso corazón. Tienes que protegerlo, tú eres muy importante y valiosa.”

Al final de haber sacado todos los títulos nos fuimos a una fiesta en la Naturaleza. Fue estupendo.

La comida fue hecha con brasas y aluminio y estaba muy sabrosa.

Durante todo el curso estuvimos sacando fotos a los orbs pero aquí se manifestaron de una forma contundente.

Fue un día especial. Ya no teníamos que hacer cambio de ceeencias.

Y al final los títulos: Master en Theta healing y certificado de ciencia en la misma especialidad.

Todo un honor y todo un aprendizaje.

Gracias a esta Escuela extraordinaria que ha constituido un peldaño en el avance de mi vida.

Gracias por su extraordinaria apertura de perspectivas y de miras para mi nueva vida.

Autor: Mariposa.

 

Esta entrada fue publicada en Acerca de mí, Viajes. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.