Sin sentimiento “indeseable” de abandono

Todos los seres que hemos venido a la Tierra tenemos un sentimiento muy profundo y muy doloroso que no queremos experimentar, en eso se basa el mal. En no querer experimentar el dolor contenido y no sentido.  A lo mejor incluso no solamente de esta vida. Puede ser que traigamos sentimientos de desecho de vidas pasadas aún no resueltos.

El Universo nos invita repetidamente a que lo hagamos nuestro y a que lo sintamos. Hasta que nos damos cuenta pasamos por muchos caminos. Llegar a tocar fondo y encontrar ese sentimiento que no queremos sentir es el camino por el que transitamos hasta que llegamos al final. Tenemos que ser muy valientes porque muchas veces cuando estamos en la cueva de la ilusión que vivimos, como decía Platón solo vemos lo que está reflejado en la pared. Y por tanto nos creemos que las figuras distorsionadas que son las sombras del fuego que está al fondo de la cueva es la realidad. No es cierto dejamos atrás los condicionamientos de los sentidos y vemos con nuevos ojos. Al salir de la cueva y estar tanto tiempo encerrados viendo imágenes distorsionadas, lo que vemos tampoco nos va a parecer real. Salir de la cueva y replantearnos nuestra vida es lo que hace que la realidad de la Verdad se vuelva a presentar en lo que estamos experimentando.

En un Curso de milagros  de la Fundación para la Paz en la Visión Final en Elige de nuevo dice: “Las pruebas por las que pasas no son más que lecciones que aún no has aprendido que vuelven a presentarse de nuevo a fin de que donde antes hiciste una elección errónea, puedas ahora hacer una mejor y escaparte así del dolor que te ocasionó lo que elegiste previamente. En toda dificultad, disgusto confusión Cristo te llama y te die con ternura. “Hermano mío, elige de nuevo”. El no dejará sin sanar ninguna fuente de dolor, ni dejará en tu mente ninguna imagen que pueda ocultar la verdad. El te liberará de toda miseria a ti quien Dios creó como un altar de la dicha. No te dejará desconsolado, ni solo en sueños infernales. sino que liberará tu mente de todo lo que te impide ver su faz. Su Santidad es la tuya porque el es el único poder que es real en ti, Su Fortaleza es la tuya porque el Ser que Dios creo como Su único Hijo”.

“Lo que percibes como enfermedad, dolor, debilidad, sufrimiento y pérdida, no es sino la tentación de percibirte a ti mismo indefenso y en el infierno. No sucumbas a esta tentación y verás desaparecer toda clase de dolor no importa dónde se presente, en forma similar a como el sol disipa la neblina. Un milagro a ha venido a sanar al hijo de Dios a y a cerrar la puerta a sus sueños de debilidad allanando así el camino hacia su salvación y liberación. Elige de nuevo lo que quieres que él sea, recordando que toda elección que hagas establecerá tu propia identidad tal como has de ver y como creas que es.”

“Jamás tengas miedo de la tentación sino reconócela como lo que es: una oportunidad más para elegir de nuevo y dejar que la fortaleza de Cristo impere en toda circunstancia y lugar donde antes habíais erigido una imagen de ti mismo.”

“Aprende el feliz hábito de responder a toda tentación de percibirte a ti mismo débil y afligido con estas palabras: “ Soy tal como Dios me creó, Su Hijo no puede sufrir y yo soy su Hijo”.

También compartirnos una ilusión que es la de que todos vemos lo mismo. O sea que creemos que lo que vemos fuera es lo mismo para todos. Pero igual que tenemos que corregir las ilusiones ópticas para ver la realidad, así tenemos que corregir el mundo que sentimos que está ahí fuera.

Por eso es importante que volvamos al origen: papá y mamá.

Gracias mamá y gracias papa porque juntos me habéis pasado el testigo de nuestro trabajo en común como Familia Unicelular.
Hasta ahora me había visto separado y aislado, pero ahora veo y siento que lo que yo he elegido era completar parte del gran puzle de la Creación.
Al ser parte del puzle de todos los seres, lo que he escogido era creerme que por mi alguien me podría abandonar o que alguien podría morir.
Es una de las peores y más duras enseñanzas pero la elegí porque sabía que cuando elegía esta enseñanza iba  a tener la fuerza y el sustento vuestro, como grupo de almas que somos y del resto de nuestra gran familia Universal.
Por eso en vez de alejarme elijo quedarme y en vez de sentirme separada, elijo de nuevo que tú seas mi mentora y que tú seas mi abridora del camino.

Gracias Mamá: Tú eres grande mamá y cuando uno es niño no entiende, ahora comprendo que tú te fuiste para que yo continuara el camino de la sanación. En realidad no te has ido sigues siendo mi guía y mi ángel de sanación porque lo que quedó pendiente en la agenda es de las dos, nunca fue tuyo solo, por eso tomo el reto y te elijo como guía y como asesora en lo que me queda de vida. En vez de quererme ir de la tierra me quedo y todo mi responsabilidad de que juntas elegimos el plan de estudios y juntas lo acabamos. Se terminó ser la víctima. Ya se que estás conmigo y tú eres mi aliento.

Me perdono por haberme despreciado y por haber ignorado mi gran y poderoso amor.

Si soy suficiente y si valgo suficiente.

Te pido Creador de Todo lo que es que me ayudes a sobreponerme a mi necesidad de negatividad para dejar de sentir el sentimiento que me destruye en esta encarnación porque ahora se que mi mamá, ya está conmigo y que ella quiere que yo consiga llenar mi vida de satisfacción y de aliento en lo que hago y en mi propósito de vida.

Gracias Papá. Tú eres grande papá y cuando uno es niño no entiende, ahora comprendo que tú elegiste enseñarmnos el camino de buscar otro lugar u otro amor fuera del que tenías, para que nos  pudiéramos encontrar nuestro propio lugar y nuestro propio amor, aceptando lo que tenemos ahora  y lo que nos regalaste a todos,  cuando éramos pequeños era para que evolucionáramos juntos como grupo de almas. Gracias por tu dedicación y gracias por tu papel. Se que ha sido muy doloroso transitarlo y que lo hiciste por el gran amor que nos profesas a tus hijos y a tu fallecida esposa. Gracias a lo que tú representaste en nuestra niñez todos ahora somos más grandes. Ahora me permito soltar todos los compromisos que tengo de estar sin  aceptar pareja  del alma  y en todos los niveles, para repetir el esquema familiar. La supervivencia está asegurada desde el punto de vista del Creador.  Soy libre y puedo acceder a tener pareja y que él me acepte como tal. A partir de ahora me permito experimentar el amor en igualdad de condiciones vibracionales. Ya los dos estamos preparados.

Ahora elijo corregir mis percepciones de la realidad y elijo elegir de nuevo. En vez de considerarme pobre y débil. Me considero grande y fuerte, porque mi papá y mi mamá están detrás de mi ayudándome y ellos juntos conmig transitamos caminso de amor y de alegría sin  imágenes falsas.

Ahora si soy tal como Dios me creó. Su Hijo no puede sufrir y yo soy Su Hijo.

Fuente: Una amiga mía que me ayudó a ver la elección de sentimiento de abandono de su mamá, Un curso de milagros y Mariposa

Esta entrada fue publicada en Acerca de mí, Elige de nuevo, Optimizando la pareja, Un Curso de Milagros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.