El ser hace que se cumplan todas las inspiraciones del corazón.

Estos días estoy limpiando todos los artículos que he escrito en mi vida y este lo escribí hace muchos años.

Es cierto que los años nos vamos dando más credibilidad porque nos damos cuenta que superamos todos los obstáculos que nos hemos puesto en nuetra vida.

Pues este fue  mi sueño:

“Soñé que había un hombre lleno de erupciones cutáneas, la enfermedad se llamaba “queratitis”. (Busqué este término en el diccionario porque en el sueño no lo conocía, es una enfermedad que afecta al ojo aunque en mi sueño afectaba a todo el cuerpo)

Estaba a punto de morirse, las erupciones le habían estropeado los órganos vitales……….. Yo no lo quería tocar porque me parecía que esa enfermedad era contagiosa. Luego estaba con mi hijo  y teníamos que subir un coche de un jardín a una cuarto piso. Allí teníamos que darle las gracias a alguien que venía luego.

Yo para darle las gracias me quería  vestir de geisha. Yo me miraba los pies (estaba sentada con las rodillas apoyada en el suelo. Me volvía a mirar y intentaba ver lo que quería ver: un traje  rojo con bordados exquisitos y muy elaborados al verlo con mis ojos en mi imaginación se convertía en realidad.

¡Fue tremendo!. A medida que lo veía con más nitidez, mi cuerpo se iba transformando, incluso mi cara palideció y el color del pelo se volvió negro y además tenía un peinado de geisha. Lo que no podía ver era el instrumento musical que yo deseaba tocar, de repente me aparecieron en las manos esos dedos largos metálicos que usan las bailarinas tailandesas. 

Y empecé a hacer movimientos muy bellos y delicados. Luego intenté moverme rápidamente y me di cuenta de que no podía porque ya estaba en otro cuerpo y tenía que hacerlo todo con gracia y elegancia.

Después pensé que si había creado de la nada un traje bordado precioso podría hacer desaparecer una enfermedad y me imaginé que el cuerpo del hombre estaba totalmente limpio. Y se curó de verdad.

Este sueño quiere decir:

Que nosotros mismos nos hacemos daño con enfermedades que hacen que nos deforme nuestra vida. No nos queremos muchas veces rozar con los problemas de los demás porque parece que nosotros al ser conscientes de ellos nos vamos a meter en su piel y vamos a crear lo mismo para nosotros.

Las pruebas que nos ponemos a superar muchas veces son tan duras que van contra la realidad física. Quería agradecer a un inglés que venía de fuera, muchas veces la gente de fuera nos ayuda más que los que están cerca.

Al agradecer recibimos mucho más de lo que damos yo quería darle las gracias y así mi inconsciente me enseña que si imaginamos creamos. Al intentar ver el traje se hizo realidad. Todo los que formamos en nuestras mentes se hace realidad.

Si no lo vemos claramente es porque no lo deseamos con vehemencia.  De todas formas nuestro Ser Superior sólo nos hace realidad los sueños donde desarrollamos nuestras inspiraciones del corazón.

Por eso no me fue concedido el instrumento musical porque se bailar mejor que tocar. Incluso nosotros mismos podemos hacer que los demás dejen atrás sus espejismos de enfermedades y de dolor, pero sólo cuando nosotros nos hemos convertido en maestros de nuestro propio ser”.

Fuente: Mariposa

 

Esta entrada fue publicada en Acerca de mí, Elige de nuevo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.