Evolucionar sin atacar

Es cierto que para crear más consciencia es bueno que dejemos de ver  la televisión. O al menos ver tan sólo lo que sabemos que nos deja bien. Ya que  inconscientemente se nos obliga a crear  un mundo peligroso. Lo que vemos en nuestro cerebro lo recreamos. O sea que sería conveniente que filtráramos mucho este producto de control.

He tenido un sueño que me lo ha confirmado:

Estábamos en una casa de gente rica. Se llamaba Alicia pero no era su casa, era” la casa de la gente rica”.

Yo había estado ordenando muebles. Es como que cuando estaba con ellos me sentía obligada a trabajar para la familia. Cuando estamos con los ricos tenemos que estar a su servicio para que nos permitan vivir cerca de su presencia.

Al ordenar el mueble, la planta que era un poto, (que vive de la energía negativa) se había descolgado toda y se quedó en el suelo debajo de una gran mesa. Por tanto sentí que la casa estaba sin protección del mal. Luego Alicia y su hija se pusieron a descansar. Yo vi que en el dormitorio donde yo tenía que dormir había una fuerza negativa muy grande. Busqué una figura articulable de tigre de protección pero el tigre se quedaba sin fuerza destartalado cada vez que lo colocaba. Lo volvía  a colocar y se quedaba sin postura otra vez.  De pronto el mismo tigre se armó solo y se llenó de fuerza pero en vez de protegerme estaba siendo agresivo en contra de mí. Lo dejé en el lugar pero sentí que era una imagen congelada en el espacio, pero yo sabía que podía descongelarse en cuanto que yo le diera permiso. Es como que nosotros al ser creadores de nuestras vidas ponemos las imágenes para protegernos y luego éstas se vuelven en contra de nosotros.

Las dos mujeres estaban muy relajadas viendo la tele. Era como que no querían ser conscientes de lo que estaba pasando en su casa.

Por tanto al ver la inconsciencia de ellas empecé a preparar el ataque. Sentí que sería bueno que tuviera tijeras y cuchillos por toda la casa y así me protegería. Cada vez que pensaba en un cuchillo grande aparecía y unas tijeras. Abría una gaveta y los colocaba en esa gaveta. Al cerrar la gaveta desaparecía todo lo que metiera para protegernos. Sentí que nos estábamos quedando sin protección. Ponía cuchillos y tijeras y desaparecían. Me dije este sueño es muy extraño: desaparece todo lo que nos sirve para protegernos.  Por tanto ahora estoy despierta. A lo mejor es que no que pensamos que nos sirve para protegernos es un elemento de ataque y por eso desaparece. 

Entonces les pedía ayuda, les dije: “Aquí está pasando algo muy raro, es un sueño pero siento que es real”. Sentí que ellas se quedaban admiradas de lo que a mi me desconcertaba.  Me decía a mi misma que tenía que recordar aunque estuviera en un sueño porque era un sueño importante. Todo lo que ponía desaparecía. Se creaba la nada. Los cajones vacíos. La casa estaba con muchos muebles sin nada. Me desperté sabiendo que ya estaba despierta, con ganas de ir al baño y repetí la frase del Curso de Milagros:

“Nada real puede ser amenazado,

nada irreal existe,

en esto radica la paz de Dios” 

Dije que si yo soy real y no puedo ser amenazada, todo lo que estoy viendo es tan sólo una ilusión creada por mi mente, para que parezca real y cuando me di cuenta de ello: Automáticamene desapareció todo el miedo.

Sabía que era una presencia real y que el miedo da miedo, pero cuando recuerdas que lo que es real no puede ser amenazado estás protegido.

No necesitas absolutamente nada de protección. Y mucho menos atacar.

Cuando atacamos a los otros nos estamos atacando a nosotros mismos. Por eso por muchos ataques que quieras guardar en tu corazón, siempre desaparecen de tu vida, porque no son reales. Sólo perdura el amor y sólo el amor es auténticamente real.

Podemos disfrutar de muchas maneras la vida. Hay cientos de millones de cosas que hacer y que crear y que disfrutar. Nuestra misión es encontrar cual es la tuya: ¿ser un clown que se maravilla con una hermosa flor? ¿mojarte con el agua de la calle?

Te animo a que explores como te puedes divertir y ser más feliz cada día. Es tu única misión: Ser el ser más feliz de todo el planeta ahora. Así nos ayudas a todos los restantes habitantes de nuestro hermoso planeta Tierra.

Fuente: Citas de Un Curso de Milagros y Mariposa

Esta entrada fue publicada en Cambiando las creencias, Co-Creando, Elige de nuevo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.