Limpiando la casa sin contaminar y Bicarbonato


¿Limpiamos o contaminamos? ¿Huele a limpio en casa o a producto químico? Casi todos los productos que se usan para la limpieza domestica son tóxicos y muy contaminantes: lejía, amoniaco, sulfumán, disolventes, ambientadores, desatascadores, abrillantadores de metales, insecticidas, etc, etc, etc. La lista es larga y es que almacenamos en casa casi tantos productos químicos como en un laboratorio del siglo XIX.

Conviene que tomemos conciencia del peligro que entrañan estas sustancias no sólo en nuestra salud sino en la del planeta. No podremos evitar el tener y usar algunos de estos productos, pero si podemos reemplazar muchos de ellos por preparados ecológicos, seguros y eficaces. Está en nuestras manos contaminar cada vez menos y contribuir a la recuperación del cada vez más degradado y castigado planeta.

Para mantener una “actitud ecológica” en este tema, podemos seguir las siguientes pautas:

1. Gasta sólo lo imprescindible (producto, agua, energía, …)

2. Procura usar productos inocuos para la salud

3. Biodegradables y no contaminantes

4. No almacenar muchos productos, bastan unos cuantos

5. Lleva los envases de productos tóxicos al “punto limpio” o “punto verde” para reducir la contaminación ambiental.

6. Desecha cualquier producto comercial no homologado por la UE o que no indique sus componentes en su envase.

En este artículo encontrarás recetas de productos de limpieza para uso doméstico, fáciles de preparar, eficaces y respetuosos con el medio ambiente.

Posiblemente tengas en casa los clásicos productos comerciales. No urge tirarlos así sin más. Espera a gastarlos para reemplazarlos por una fórmula alternativa ecológica.

Recomiendo envasarlos preferentemente en frascos de vidrio, con una etiqueta que especifique qué es y si la fórmula no es muy larga, escribe también los ingredientes. Guárdalos siempre fuera del alcance de los niños.

Fórmulas para productos de limpieza ecológica:

• Jabón blanco

• Detergente líquido para la ropa

• Lavavajillas (“Mistol” casero eco)

• Limpiador multiusos (“Ten” casero eco)

• Limpieza de cristales

• Limpieza del cuarto de baño: Sanitarios, rincones difíciles, desinfección del inodoro, desatascador de cañerías

• Limpieza de muebles de madera

• Ambientadores

Te recomiendo la lectura de la guía de consumo de Greenpeace en la que encontrarás consejos para llevar unos hábitos de comportamiento más respetuosos con nuestro entorno.

También puedes consultar la siguiente lista de productos en la que se indica cuales son más contaminantes, …

Jabón blanco

Ingredientes

• 1.5 L agua

• 1.5 L aceite (puedes aprovechar el aceite usado en la cocina, filtrándolo previamente)

• 250 gr. sosa cáustica

• Sal marina

Se echa el agua fría en un barreño metálico, se añade la sosa y se deja que se disuelva. El agua se calentará debido a la reacción química entre agua y sosa (tener cuidado con la sosa). Se añade un puñado de sal marina.

Se calienta ligeramente el aceite y se incorpora poco a poco al barreño. Dar vueltas con un cucharón hasta que cuaje el habón. Este proceso dura entorno a una hora.

El producto resultante, el jabón, se pone en una caja de madera o en una lata de base ancha (la típica de caballa en aceite de 1 Kg.) y se deja unos días oreándose hasta que esté seca. Se corta en trozos un poco antes de que endurezca mucho.

Observaciones: Si quieres un jabón de calidad máxima, emplea aceite vegetal virgen (de oliva, sésamo, almendras) de primer uso, es más caro el ingrediente pero vale la pena.

Este jabón blanco es la base para formular otros productos.

Precaución: La sosa cáustica es muy corrosiva y debes evitar que entre en contacto con la ropa o con la piel. Es recomendable utilizar guantes. En caso de mancharte lávate inmediatamente con agua abundante y jabón.

Detergente líquido para ropa

Ingredientes

• 300 gr. de jabón duro

• 2 L de agua

• Aceite esencial de lavanda, mandarina y limón (3 ml de cada uno). Puedes usar otros aromas que sean más de tu gusto

Se ralla el jabón y se hierve en el agua hasta que se disuelva del todo. Incorporar los aceites esenciales y mezclar bien. Dejar enfriar antes de envasar.

En cada lavado se emplea algo más de medio vaso (150 ml aprox.). Es recomendable no usar suavizante porque es bastante contaminante.

Lavavajillas (“Mistol” casero eco)

Ingredientes

• 3 cucharadas soperas de jabón blanco rallado.

• 150 ml de vinagre de vino blanco

• 1 L de agua

• 5 ml de aceite esencial de limón (gran poder desinfectante)

Se disuelve el jabón en el agua. Se agrega el vinagre y el aceite esencial de limón. Mezclar hasta que quede homogéneo. Envasar y etiquetar.

Observaciones: Como este producto es de uso frecuente, es más práctico y seguro envasarlo en plástico. Aprovecha la botella del último lavavajillas comercial.

Limpiador multiusos (“Ten” casero eco)

Ingredientes

• 800 ml de vinagre de vino blanco

• 180 ml de alcohol de 96º

• 15 ml de aceite esencial de eucalipto o pino

• 5 ml de aceite esencial de limón

Se mezclan todos los ingredientes conforme se introducen en el envase.

Emplear 2 cucharadas soperas por litro de agua. Sirve para limpiar suelos (terrazo, gres, parquet, tarima, …) muebles de la cocina, hornillo y frigorífico, muebles lacados, azulejos, etc. Aplicar sin diluir en zonas muy sucias y luego enjuagar.

Limpieza de cristales

Ingredientes

• 3 cucharadas soperas de vinagre de vino blanco

• 1 litro de agua templada-caliente

Preparar y usar el mismo día que se vaya a limpiar. Se limpian los cristales con una bayeta y se secan con papel de periódico. Quedan muy limpios y brillantes.

Observaciónes: El limpiador multiusos también está indicado para los cristales. Si ya lo tienes, úsalo en las dosis indicadas.

Limpieza del Cuarto de baño

Sanitarios

Emplear directamente bicarbonato sódico con agua templada. Enjuagar y secar.

Rincones difíciles (y sucios, claro)

• 3 cucharadas soperas de vinagre

• 3 cucharadas soperas de sal marina

Preparar y usar la mezcla el mismo día de la limpieza. Aplicar con el estropajo o un cepillo de púas fuertes. Enjuagar.

Desinfección del inodoro

• 50 gr. de bórax

• 1 L de agua

Disolver el bórax en agua. Envasar y etiquetar. Usar un chorrito en el inodoro y dejar actuar 15 minutos. Enjuagar (tirar de la cisterna).

Desatascador de cañerías

“Más vale prevenir que curar” (1 al trimestre)

Añadir en el siguiente orden los ingredientes indicados:

• 1/2 taza de bicarbonato sódico

• 1 puñado de sal marina

• 1/2 taza de vinagre

Dejar correr 1 ó 2 litros de agua muy caliente

Desagües obstruidos

• 1 cucharada sopera de sosa (introducir con cuidado en el desagüe). Dejar actuar 10-15 minutos

• Añadir 1/2 litro de agua caliente. Cuidado con no salpicar. Después de esta operación se puede proceder como en el apartado anterior.

Limpiar muebles de madera

Pasar una bayeta ligeramente humedecida, para no levantar el polvo. Secar si es preciso y listo.

Para nutrir la madera y aportarle brillo (1 ó 2 veces al año):

• zumo de 1/2 limón

• 2 cucharadas soperas de aceite vegetal

• 3 cucharadas soperas de cera virgen de abeja

Se funde la cera al baño María. Se incorpora el aceite y se mezcla bien. Por último añadir el zumo de limón y agitar vigorosamente. Al finar obtenemos una crema untuosa, estupenda para la madera. Se aplica con una bola de trapo en pequeñas cantidades, se frota hasta su completa absorción.

Ambientadores

Para el frigorífico

Se recomienda limpiarlo por dentro al menos cada 3 meses.

En caso de olores persistentes, colocar una taza con bicarbonato sódico. Reemplazarlo cuando esté almacenado.

Para el hogar

Evitar en todo lo posible los ambientadores comerciales; suelen estar formulados con esencias químicas cuyos vapores son perjudiciales (provocan cefaleas, irritación de la mucosa nasal y bronquial, alergias, etc.).

La alternativa más sana es el empleo de aceites esenciales. Su uso como ambientadores es muy versátil:

• Bolas de algodón con 4-5 gotas de aceite para colocar en cajones y roperos. Los aceites esenciales de lavanda y espliego ahuyentan las polillas.

• En humidificadores se añaden 5-6 gotas

• Las plantas o frutos secos se impregnan con un poco de aceite (puedes aprovechar algunas piñas de pinos, recogidas durante un paseo… son muy decorativas)

• En vaporizadores, echar 5-6 gotas sobre el agua

Elige los aceites que más te gusten o que más puedan ayudarte para un problema de salud (aromaterapia).

 

http://herbolariolapaloma.blogspot.com/

 

Bicarbonato de sodi0

 

La dosis recomendada es: 1/2 Litro de Agua + zumo de 3 Limones + 1a Cucharadita de Bicarbonato de Sodio. Tomar en ayunas durante la mañana, puede ser dividido en dos tomas durante el dia, mas no entre comidas. Lo mejor es tomarlo durante todos los días, incluso cuando la enfermedad ya haya desaparecido, porque todo cáncer puede volver, y es importante prevenir.

El Bicarbonato de Sodio es uno de los alcalinizantes más potentes que existe. Otto Heinrich Warburg (Premio Nobel 1931 por su tesis “La causa primaria y la prevención del cáncer”) afirmó que “Las Células cancerosas viven en un ambiente extremadamente ácido y carente de oxígeno. Las Células sanas viven en un entorno alcalino y oxigenado, lo cual permite su normal funcionamiento. Privar a una célula del 35% de su oxígeno durante 48 horas puede muy probablemente, convertirlas en cancerosas. Las substancias ácidas rechazan el oxígeno; en cambio, las substancias y células alcalinas atraen el oxígeno. Las células cancerosas son anaerobias (no respiran oxígeno) y NO PUEDEN sobrevivir en presencia de altos niveles de oxígeno. En cambio, sobreviven gracias a la GLUCOSA siempre y cuando el entorno esté libre de oxígeno. Los tejidos cancerosos son tejidos ácidos, mientras que los sanos son tejidos alcalinos. Por lo tanto, el cáncer no sería nada más que un mecanismo de defensa que tienen ciertas células del organismo para continuar con vida en un entorno ácido y carente de oxígeno.”

Dosis: 1/2 Litro de Agua + Zumo de 3 Limones + 1a Cucharadita de Bicarbonato de Sodio.

Doctora Elizabeth Izquierdo:

“Soy médico y me niego a creer que solamente la radio y quimio terapias son las salvadoras del cáncer”.

Derrotando al Cáncer:

Un Aliado Insospechado. En Tu Botiquín Puedes Encontrar la Kryptonita para el Cáncer.

¿Quién lo diría? El humilde y baratísimo bicarbonato de sodio, según las más recientes y sorprendentes investigaciones, DETIENE y CURA el cáncer. Y no sólo eso: Alivia de manera muy importante los efectos secundarios tan negativos de la quimioterapia. Así es: Los especialistas convencionales, que forman parte consciente o inconscientemente del aparato financiero más depredador de la historia, el complejo industrial farmacéutico-médico, siguen convencidos de que el cáncer es un misterior impenetrable. La “solución” de la medicina organizada para el cáncer reside en tres procedimientos muy riesgosos y altamente invasivos: cirugía, quimioterapia y radiación. La Solución Puede Estar en el Botiquín de tu Baño. En su libro, “Winning the War on Cancer”(“Ganado la Guerra al Cáncer”), su autor, el Dr. Mark Sircus, aborda el tema del bicarbonato de sodio, el cual ayuda a salvar innumerables vidas cada día.

 El bicarbonato de sodio es el método conocido desde antaño para acelerar el retorno a la normalidad de los niveles de bicarbonato en el cuerpo.Y es, también, la más barata, segura, y quizás la más efectiva medicina en existencia para el cáncer.

 El bicarbonato de sodio le da al cuerpo una forma natural de quimioterapia que efectivamente mata las células cancerígenas, sin los demoledores efectos secundarios y costos de los tratamientos de quimioterapia convencionales.

¿Y sabes cuál es el problema para que los médicos receten este milagroso remedio? Es muy muy barato. Dado que nadie se puede enriquecer ni hacer montones de dinero con algo tan simple, nadie lo promueve. Así de sencilla y así de brutal es la realidad. Y aún así, probablemente hasta hoy no habías oído de ellas, porque son sencillas y baratas, y por lo tanto, carecen del soporte para ser investigadas y publicadas.

La comunidad médica convencional le ha volteado la espalda al Dr.Simoncini y a otros colegas suyos, porque él, como un honesto oncólogo que es –especialista en cáncer – se ha rehusado a usar los métodos convencionales, decidiendo adminstrar a sus pacientes bicarbonato de sodio, con un impresionante éxito en 99 por ciento de los casos de cáncer de seno. Y el cáncer de vejiga se puede curar en muy poco tiempo, por completo, sin cirugía, sin quimio ni radioterapia, usando tan sólo un aparato local de infiltración (similar a un catéter) para infundir el bicarbonato de sodio directamente al sitio infectado sea en el seno o en la vejiga. Pero también puede ser consumido oralmente.

Las Farmacéuticas:
Tanto saben las farmacéuticas que el bicarbonato de sodio aplicado a los tumores acaba por desaparecerlos rápidamente, que muchos de los tratamientos de quimioterapia incluyen actualmente el bicarbonato de sodio, con el pretexto de que “ayuda” a proteger los riñones, el corazón y el sistema nervioso del paciente. Y ha sido ya determinado que el administrar quimioterapia sin el bicarbonato puede matar al paciente ahí mismo.

Así, cuando escuchamos ahora los “éxitos” de la quimioterapia -sobre todo con reportajes en televisión y cable de celebridades curándose milagrosamente-, lo que no se nos informa es que es precisamente el bicarbonato de sodio el que está actuando, no sólo para detener las metástasis y curar el cáncer, sino también para disminuir al mínimo los nocivos efectos secundarios de los temibles venenos tóxicos de la quimioterapia. El Dr. Sircus así lo asegura. “No existe estudio alguno que separe los efectos del bicarbonato de sodio de los agentes tóxicos de la quimioterapia… ni los habrá…”dice resignadamente el doctor.

El Factor Emocional: Desde hace tiempo se sabe que la angustia o ansiedad extremas -pérdida del ser amado, fracaso en las metas fijadas, dilemas existenciales, traumas morales o emocionales, etc.- pueden desencadenar toda una serie de males físicos -migrañas, hipertensión, baja del sistema inmunológico, etc-, llegando hasta el cáncer (psicosomático).
Y esto es lógico: Si no hubiera una baja en el sistema inmunológico, sea esta repentina o crónica, no hubiera manera en que los hongos, que según estudios recientes, son los que causan el cáncer, pudiera proliferar al grado de poner en riesgo la vida Dosis: 1/2 Litro de Agua + zumo de 3 Limones + 1a Cucharadita de Bicarbonato de Sodio.

Fuente: Dalzell Coronado.

Video interesante: http://antropovision-gnosis.blogspot.com.es/

Esta entrada fue publicada en Elige de nuevo, Salud y comida. Guarda el enlace permanente.

3 Responses to Limpiando la casa sin contaminar y Bicarbonato

  1. dijo:

    Thankyou.
    Do not forget that we are Oneness and together we create the wordl.
    Have a wonderful day.

  2. Andrea dijo:

    ME VA A SER MUY UTIL PARA MI PROYECTO ESPERO:) =)

  3. dijo:

    Contestación a Andrea
    Yo siempre uso el vinagre y la kombucha para todo. La kombucha más para lavar la ropa, sólo le pongo un poquito de jabón y me queda genial.
    Con el vinagre tengo una relación muy fuerte. Es para quitar la caspa en el pelo, para limpiar los suelos, los cristales, los baños, para quitar los malos olores.
    Es fantástico, si tienes un proyecto para la Madre Tierra, genial si usas las cosas sin contaminantes.
    Y encima nos ahorramos una gran cantidad de dinero. O sea beneficioso por todos lados, sin contaminar y económico….
    Al escribir esta respuesta me he dado cuenta que sólo tengo una pequeña referencia a kombucha en mi web.
    O sea que tengo que escribir un artículo a este hongo tan valioso.Muchas gracias por tu colaboración al recordármelo.
    Un abrazo de milagros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.