Estamos creando un nuevo paradigma

En la bastedad del aprendizaje que nos toca vivir en el día a día, una de las consignas es no esperar que ocurra algo que queremos.

Lo que queremos lo debemos buscar.

Muchas veces me he preguntado porque el ser humano se enoja, y si sus enojos son con el entorno, o con sus propias limitaciones.

 

En general las personas se enojan porque están llenas de autolimitaciones. Sucede lo contrario cuando hacemos cosas que conocemos, porque nos da seguridad. Sin embargo debemos aprender todo el tiempo cosas nuevas, las busquemos o éstas vengan como señal del Universo.

 

En realidad se debe aprender a estar Atentos y Expectantes, porque si sucede algo importante en nuestras vidas, algo con sabor a profundidad, lo nos perdemos.

 

Aprender a salir de nuestra propia incapacidad para comunicarnos con Sabiduría, Amor y Respeto, nos ayuda a cambiar nuestra frecuencia vibracional. Dentro de esto, es importante aprender también, que uno no camina por la vida tratando de imponer cosas que se le ocurre. Uno debe saber mirar el tiempo y el momento exacto, para armonizar con el entorno.

 

Obviamente en una mirada más profunda, no se trata de estar de acuerdo con el otro en todo, o si yo lo miro desde otro lugar. Ponerme de acuerdo sin estarlo, no es estar en armonía.

La verdadera actitud de estar en Armonía, es saber que a veces puedo no estar de acuerdo con una forma de mirar las cosas con ese entorno o con una individualidad. Si puedo comprender y aceptar que el otro o ese entorno, está sujeto a leyes que no pueden manejar.

 

Por ejemplo: comencé hablando de la vibración. Se habla mucho de la ley de atracción, pero se la utiliza engañosamente para hacer creer que las personas pueden atraer a sus vidas lo que se les ocurre, esto no es tan así.

 

Es necesario comprender que no se puede atraer nada con lo cual no vibremos, pero vibrar no tiene que ver con el deseo. El deseo es simplemente un impulso normal de toda existencia y eso lo tiene en alguna medida toda persona que no ha salido del cascarón de su personalidad. Cuando digo personalidad, es con todas las cosas superficiales con que se reviste tanto afuera como adentro.

 

Lo superficial nos aleja de lo real, y lo real no es lo que tocamos, sino lo que no vemos.

Por ejemplo: una persona pueda aparentar se buena, digo aparentar porque es la impresión que todos quieren dar, pero a diferencia de las apariencias cada una debe tener en forma natural y quizás en otros un poco más sofisticados (por el desarrollo intelectual) “Una Tabla de Valores”, esa Tabla de Valores es con la que se mueve todo ser humano en la vida.

 

Para alguien que tiene estudios su Tabla de Valores variará desde lo que entienda como más correcto hasta su egoísmo y/o limitación con respecto a lo que haya podido comprender en su vida.

 

Para alguien que no haya tenido la posibilidad de mejorar personal y socialmente, quizá en su Tabla de Valores, al no tener lo que la sociedad inventa para vivir, considera que es bueno poder obtenerlo sacándoselo a otros.

 

Aunque parezca que me fui del tema, todo está relacionado con nuestras actitudes en la vida y una de las actitudes que debe aprender el ser humano, es ser más bondadoso con el prójimo. Ser bondadoso no significa regalar cosas. La bondad está más allá de regalar. La bondad surge cuando damos y no especulamos. Pero dar no significa ser esclavo del otro y que el otro se aproveche de mi bondad. Dar es la capacidad que resuelve en nosotros tener dignidad.

 

En la vida encontramos cientos de personas que no tienen dignidad. Muchas personas tienen más que suficiente para vivir, sin embargo se ponen lastimeras ante los otros. Muchas personas no consideran el Valor del trabajo de los demás y esto hace que para ellos no tenga precio. Sin embargo, luego en su vivir si tienen para grandes gastos de ocio.

 

Esa vibración aunque se oculte su acción, revelará tarde o temprano los puntos erróneos de su movimiento en la vida que aparecerán como conflictos a resolver.

 

De manera que, comprender como cambiar nuestra vibración nos llevará a tener una vida más Digna, más Amorosa y más Sabia. Éste es el nuevo paradigma al que nos debemos enfrentar.

Sólo se consigue con Expectante Atención para lo cual no debemos tener preconceptos y si una mirada tan libre como para ver realmente lo que debemos ver.

Amán Urim Elim (con permiso exclusivo para CUSI HUASI)

 

Fuente: http://dimensionalidadmusicalespiritual.ning.com/

Esta entrada fue publicada en Elige de nuevo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.