Niño interno Muy importante

Me gustó mucho la definición que oí una vez:

Somos tres en uno: Sabio de arrriba, que sería  nuestro  ser superior o espíritu, la mente consciente que sería nuestro  intelecto y el niño interno que sería nuestra alma.

O sea que perfectamente nuestra alma, según decida puede controlar al intelecto y al espíritu porque está a un nivel profundo, por lo que  he visto está conectada con las Constelaciones del Alma Familiar. O sea que el alma está al servicio del Vínculo de Unión  o Pertenencia en la Familia.

Es como que si tengo que aprender algo en mi familia, mi niño interno va a estar a disposición de la familia y del aprendizaje de ese  grupo de almas. Podemos decidir cambiarlo pero tenemos que procesarlo primero con todas nuestras creencias.

Al cambiar las creencias si que se puede cambiar el destino y por tanto el factor motivante que tenga nuestra alma.

Cuando somos pequeños recibimos mucha información que entra y se aloja directamente en nuestro subconsciente. Es muy importante que ahora cambiemos esas creencias porque pueden estar haciendo que nuestra vida sea una vida sin éxito debido a esos pensamientos que aún no ha asimilado nuestro niño interno.

Esas creencias, no sólo venían de la familia, también de los amigos, de los profesores, de la gente de la calle, tienen una gran diversidad de  procedencias

No tenemos porque apartar la vista y mirar a otro lado cuando vemos gente que no tiene un factor motivante brillante para vivir. A veces simplemente están sigiendo al Gran Alma Familiar. Es puro amor entendido desde el punto de vista del alma.

He visto que muchas personas tienen como factor motivante:  la rueda resistencia. En una imagen que te puedes imaginar tú mismo. Es una rueda que siempre se repite y que siempre está haciendo lo mismo. Es como que no se aprende y seguimos anquilosados en situaciones de las que aparentemente nuestra mente quiere salir.

Siento que esto es una imagen arquetípica. Es como si esta rueda caminara para nosotros. Si vamos a hacer algo, nos creamos un problema. Si alguien nos da un dinero lo tenemos que pagar en impuestos. Esto es como si de alguna forma tuviéramos culpa y por eso estamos siempre enchufados a esa Rueda Repetidora. Que la aceptamos gustosamente de nuestros antepasados, porque a nuestros padres también les solía pasar lo mismo. Si le enseñamos a nuestro niño interno o a nuestra alma como es el amor verdadero sin necesidad de crear esas resistencias en nuestra vida, nuestra vida se podría hacer más sencilla con más sentido y menos complicada.

También es cierto que cuando la hacemos consciente y deshacemos los los sentimientos o creencias que lo han creado desaparece por arte de magia y nuestra vida se vuelve más fácil y divertida.

El niño interno es importante que lo tengamos en cuenta. Si lo sacamos por ejemplo a las aguas termales o a jugar con balones o lo que sea que le gusta, nuestra vida va a florecer y a ser más abundante. Así nuestra vida puede se más dichosa y más alegre. El niño está al mando siempre, cuando se trata de ser felices. El niño es el primero que quiere jugar y que quiere moverse, mejorar y evolucionar.

Atreviéndonos a disfrutar con nuestro niño interno es un reto. Muchas veces las obligaciones nos pueden y el niño interno está metido en jaulas debajo la tierra. También es porque está avergonzado de él mismo y de eso nos encargamos los mayores. Es lo que se suele decir la conocida vergüenza tóxica que lo contamina todo.

Cuando veo a un adulto en ese estado lo primero que hago es decirle ¡Yuju! para que se escandalice todo. Luego al final cuando deja un poco la timidez empieza  el niño a tomar las ruendas y a dejar de estar tan avergonzado sabiendo que el es el santo, inocente y puro Hijo de Dios.

Cuando hemos sanado todas las creencias que primero tenemos que mirar y que sacar de nuestra vida. No son necesarias. Hicieron unpapel nos ayudaron durante un tiempo y nos dieron beneficios, durante ese tiempo  empezamos a disfrutar de nuestro niño interno.

Luego cuando hemos sanado nuestro subconsciente todavía podemos ser aún más felices y más contentos.

Desarrollando la  presencia del niño interno en nuestras vidas

Dedica tiempo a hacer algo que te guste. Tienes un planning semanal para el niño. Haces algo a diario por tu niño

Practica algo que le gustara a tu niñito interno ahora.

Siéntete y mira si tu niño interno está satisfecho con el espacio, tiempo y atención social que le dedicas.

¡Sabes decir No cuando notas que invaden el espacio de tu niño o de tu adulto.

Como te sientes cuando te encuentras con otros seres tan abiertos como tú mismo.¿Tienes amistades que le gustan al niño?

Cumples los objetivos que le prometes a tu niño interno.

Dedicas tiempo a explorar nuevos lugares, espacios, personas, aventuras, viajes…

Busca las  locuras has hecho últimamente. ¿Si sientes un impulso de hacer una locura le das permiso a tu niño interno de hacerlo públicamente?

En tu casa tu niño interno está a gusto: ¿le gustan los colores y los objetos que eliges para ti?

¿y que hay de tu ropa, es aburrida y oficial o enseña como eres?

¿Tienes amistades de corazón abierto?

¿Te permites comprarle chuches a tu niño, lo sacas a paseo, le das un lugar en tu corazón  a diario?

¿Sigues tus pálpitos de cuando a tu corazón le gusta algo.? ¿Te compras las cosas que te pide tu niño interno o dices que no antes de mirarlas?

¿Eres flexible suficiente como para amoldarte a las nuevas circunstancias que te trae la vida.?

¿Te Sientes contraido o expansivo?

¿Si en tu infancia tuviste algún deseo no satisfecho, como una muñeca que nunca te compraron; ¿te ocupas de hacer realidad estos deseos?  ¿Te das permiso de comprar esa muñeca y de comprar un angelito, para que la acompañe y a lo mejor también te das permiso para tener la pareja de la muñeca y a su angelito?

¿Como te tratan tu seno familiar íntimo? Tu niño interno está satisfecho de tu familia. ¿Se siente con carencias o como víctima?

¿Te alegras cuando piensas en tu niño interno?. ¿Te dan ganas de saltar y miras con los ojos muy abiertos a la persona que está enfrente de ti?

Cambiar la perspectiva de las tragedias del pasado

Tómate tu tiempo en un cuaderno anota en el lado de la izquierda  las diez  peores tragedias  que has tenido en toda tu vida. Piensa bien y sácalas bien. No te dejes pasar ni una.

Luego enfrente de cada una tienes que buscar los diez   beneficios principales  que ha sacado de cada una de las tragedias.

Atrevámonos a que nuestro factor motivante deje de ser el deseo de morir y se convierta en la voluntad de vivir…Si a que nuestro niño disfrute mucho con nosotros y con nuestra vida.

Sanando nuestro niño interno

Espiritualmente hay una especie de elección de los acontecimientos que nos suceden al venir al mundo a ser los seres que somos viviendo las experiencias que elegimos sentir.

Si todo lo que está alrededor de nosotros está creado por nosotros y hay cientos de millones de universos paralelos como dice la Física Cuántica atrevámonos a vivir la vida como siempre lo hemos deseado.

Todos tenemos la misma misión vivir las experiencias una y otra vez hasta que podamos aceptarlas y amarnos a través de ellas.

Al nacer sentimos que cuando somos nosotros mismos los adultos se molestan ya que hay un sistema planificado que dice como nos tenemos que comportar.

Al haber sido los adultos educados por adultos que se les ha impedido ser naturales se crea una cadena natural de personas que no se han permitido ser naturales y ser ellas mismas. Los niños son entrenados para ser niños que no son ellos mismos y que no saben quienes son.

De pequeños para seguir viviendo todos adquirimos habilidades dictadas directamente por nuestro sistema de supervivencia.

Los programas familiares nos enseñan a vivir sin identidad,  sin relaciones de amor con nosotros mismos ni con  Nuestro Poder Superior. 

Nos desindentificamos de nuestro yo.

Los métodos inconscientes  de adiestramiento permiten “abusar” o  sea no tratarles con amor y con cariño a los niños y descuidarlos para que se hagan fuertes y sepan que la vida es dura. El sistema nos lo ha transmitido y nosotros lo transmitimos, incluso aunque no queramos, sale de los genes.

Rompamos el ciclo de patrones de supervivencia devastadores y autodestructivos. Permitamos que se nos acerque el Amor. Expresemos nuestros sentimientos. Aprendamos  a vivir con nuevas respuestas ante cualquier indicio de vergüenza, abuso o abandono.

Aprendamos  a decir no, cuando quieres decir no y si cuando quieres decir si.

Aprendamos que si tenemos nuestra  identidad y que nuestra identidad es importante.

Aprendamos a agradecer lo recibido de nuestros ancestros. Gracias a ellos nosotros estamos ahora.

Practiquemos desapegarnos con la ayuda de nuestro niño interno:

 Fase 1

-Soltamos la cárcel del condicionamiento pasado. Soltamos los obstáculos, los frenos, las anomalías, los sentimientos indeseables dolorosos.

-Aceptamos nuestros caos y nuestro desorden.

-Soltamos nuestra víctima y nuestro verdugo (asumiendo nuestra responsabilidad)

-Renunciamos a nuestra maldad y a los apegos por la zona de confort dolor,

Fase 2

-Nos abrimos al Mundo de la Totalidad de las Posibilidades Infinitas de los Creadores que  realmente somos.

-Nos conectamos con la Fuente de Creación Infinita: El concepto de la verdadera riqueza es que tenemos la capacidad de tener cualquier cosa que deseemos, cuando la deseemos y con la ley del mínimos esfuerzo.

-Nos permitimos vivir sin juicios con libertad total para todos.

Fuente:  Mariposa

Esta entrada fue publicada en Co-Creando, Elige de nuevo, Si a la Vida. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.