Cortar lazos familiares

Sin importar de quien se trate, una persona tóxica en tu vida hará lo que una persona tóxica hace: te daña, te rompe, te manipula. No creas que porque se trata de un familiar, no puedes alejarte y tienes que mantener a esa persona a tu lado el resto de tu vida. Antes de considerar la opinión o el sentir de alguien que no te deja vivir en paz, checa lo que sientes tú y ve tu bienestar.

Tú eliges con quien compartir tu tiempo, a quien darle tu confianza y a quien permitir ser parte de tu vida. ¿Te arriesgarías a mantener cerca de ti a alguien que atenta contra tu bienestar emocional? ¿Alguien que no se preocupa por ti y peor, que se aprovecha? Las personas tóxicas las hay en cualquier lugar, en cualquier ambiente, en la familia, en el trabajo, los amigos, tu pareja.

Y dirás, pero es mi familia…
NO PUEDO DEJAR A MI FAMILIA.

Tienes todo el derecho de alejarte de las personas que te hacen sentir mal y miserable, quienes te frenan, te juzgan por tus decisiones y no hacen más que criticarte.
Mereces ser libre y feliz.
Y si hay alguien te hace perder la autoestima, crea desconfianza en ti y te hace mucho daño, aléjalo de tu vida.
Aunque se trate de familiares muy cercanos.

Las personas tóxicas no tienen límites, y cuando se trata de familiares se sienten con el derecho de tratarte como les plazca. Y peor aún, tú se lo permites porque es “familia”.
No, ya no más, piensa siempre primero en tu bienestar, si no… jamás podrás ser feliz.

Fuente: La red.

Esta entrada fue publicada en Elige de nuevo. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.