“Entregarse” de un poeta del alma llamado Dennis José Mateus Balza

Hace unos días soñé que estaba con un grupo de personas esperando para entrar a un templo.

La prueba era que los que esperábamos fuera buscábamos un lugar para sentarnos en un bosque. Yo estaba sentado cerca de una persona, me puse bajo un árbol

Entonces los monjes nos dijeron que iban a soltar unos tigres con hambre, que los que vivieran podrían entrar al templo.

El hombre que tenía delante de mí lloraba pero con un llanto contenido y desesperado, yo pensaba tal vez ni se acerque ese tigre, tal vez ni nos vea.

Entonces, de re ojo veo que viene casi sin escucharse su pisada del lado derecho, la bestia.

Sentí su presencia y sentí que se acercaba con su pisada felina, silenciosa, al acecho, allí estaba, La bestia!!

Cerré los ojos y pensé, si ha de comerme entonces que le sirva de buen alimento. Respiré profundamente mientras se acercó sigiloso.  Entrego mi cuerpo, mi vida diciéndome a mi mismo, mis decisiones, mi voluntad y  mi energía que me han traído hasta aquí, así que pase lo que tenga que pasar y que sea lo que tenga que ser, de pronto sentí en mi hombro derecho la frente peluda y tosca de aquel animal, que la movía de un lado a otro, y me hizo abrir los ojos, “hermososos” amarillos y pupila negra y estirada en forma de diamante, belleza enorme. buscaba con su cabeza una caricia entonces lo acaricié y sentí que era un reencuentro, que ya nos conocíamos, una energía indescriptible, hermosa. Por otro lado el hombre que lloraba frente a mi, calmo su llanto y sonrió. Después de esto esto desperté.

Fuente: Dennis José Mateis Balza. Más información:

Esta entrada fue publicada en Sanación ondas cerebrales. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.