Cristo te entrego lo que me sucede que no puedo comprender

Muchas veces nos agobiamos y no queremos que la situación se resuelva. Para que se resuelva tenemos que entregar la situación al Cristo, a Dios, al Universo.

El sabe mejor que nosotros como resolverlo.

Cristo manifiesta en mis palabras y pensamientos la solución.

Cristo manifiéstate en los corazones y en la mente mía y de los otros que me acompañan

Cristo que mis transformaciones sean con amor, sin culpa, sin sacrificio, sin enfermedad.

Te hago el pedido con amor.

Que el amor venga sin violencia.

Muéstrame los Ojos del Amor para que pueda ver con los ojos del amor todo.

Si no me siento amada es porque no me estoy amando en mis personajes. Elijo amarme con mis personajes ahora.

Fuente: Sesión con Maxi de Argentina ( maximilianomartino2@gmail.com)

Esta entrada fue publicada en Elige de nuevo, Si a la Vida. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.