Para soltar el ego, hay que verlo

Para identificar al ego, tengo que estar en el ego y que verlo.

Porque el Espíritu no lo ve, es imposible porque no existe.

Tú estás en un sistema de pensamiento como cuando un niño se enfada porque quiere coger un cuchillo. Te insulta, te pega. No entras en su sistema de pensamiento. Incluso aunque te pega, lo ves inocente. Tú estás por fuera del sistema de pensamiento. Si entras en su sistema de pensamiento lo tendrías que pegar insultar.

Así pasa con las personas. Están pasando su proceso.

Está invertida la causa y el efecto. Nos creemos que la causa está fuera y la causa está dentro. Se trata de elegir un sistema de pensamiento adecuado.

Son muchos años aprendiendo a ser culpable. Soltar el pasado. Perdonar todo lo que pasó. Es un reto. Tener paciencia con nosotros. Y estar en paz y saber que el ego es un juego de niños.

Fuente: Una sesión de Mariposa

Esta entrada fue publicada en Un Curso de Milagros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.