Me acepto absolutamente

Ahora elegimos iluminar nuestra sombra, es ver que en realidad la sombra es ilusión.

El pequeño yo elige menospreciarse. Podemos darnos cuenta y no necesitamos maltratarnos.

Encontramos el valor de nuestro propio camino.

Nadie me quita el permiso de brillar. 

Nada en mi es desechable.

Me acepto absolutamente.

Aprovechemos nuestros fracasos para ir más allá y triunfar.

Winston Churchill decía que el éxito es seguir adelante entre fracaso y fracaso.

Nos reintentamos en los nuevos caminos que el fracaso nos abre.

Me perdono  mi miedo a ser libre.

El pequeño yo ve a Dios con un poco de distancia.

Renuncio a cualquier saboteo inconsciente del amor.

Renuncio a cualquier pacto para no amarme.

Elijo romper con mi saboteo inconsciente.  

Libero las leyes y los dogmas. Acepto una rotura en el dogmatismo.

Liberamos la intransigencia de como tienen que ser las cosas para estar en la práctica de la experiencia del pasado.

Suelto la distancia entre yo y mi hermano.

Dios me dice que me entregue a él.La única fortuna que vale la pena encontrar es un propósito en la vida; y no lo hallarás en tierras extrañas, sino en tu propio corazón

Fuente: de varias sesiones 

Esta entrada fue publicada en Consciencia Planetaria, Creencias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.