Perdonando el pasado

Somos Una cascada de AmorHoy me levanté mirando el libro publicado por el Ayuntamiento de San Miguel sobre los antepasados de este pueblo. Yo nací en San Miguel.

Resulta que mi segundo apellido es Sierra y  todos los descendientes  en el Sur de Tenerife, que llevan este apellido vienen del aborigen canario Bentaguayre, el cual fue bautizado como Antón de la Sierra y junto a su esposa la también aborigen María González, fue datado con tierras en Taoro, Acentejo, Tegueste y La Laguna, por su participación en la conquista española de Tenerife.

Asimismo consta que participó en las frecuentes cabalgadas que los cristianos de las islas realizaban para hostigar a los moriscos de la cercana costa africana. Es muy posible que el indígena canario Antón de la Sierra falleciese en alguna de  esta incursiones a Berbería hacia el año 1530.

Ahora comprendo porqué no es posible que en mi familia recibamos los trocitos de tierra  que nos ha tocado. Es como que no es posible debido al gran dolor acumulado en nuestro Adn.

Siempre pensé que los españoles nos habían quitado las Tierras. Que habían matado a todos los guanches, así llamaban a los aborígenes de esta isla.

El bosque de donde venimos es un bosque con Santidad

No pensé para nada que yo misma, hubiera  engañado y matado a mis hermanos para ponerme de parte de los conquistadores. Esto me ha dejado sin habla. Es como que de pronto, comprendo porqué han tantos sentimientos contradictorios en mi corazón hacia mis dos hermanos, hacia mi isla, hacia España, incluso hacia mi propio origen.

Imagínense la Conquista española y yo, como Bentaguayre, (todos somos Uno) traicionando a los míos, echándolos de su propia Tierra, esclavizándolos, vendiéndolos a los Españoles y yo quedándome con sus propiedades.

Ahí hay mucho dolor. 

Por eso mi padre recibió dos trozos de herencia: Uno lo “pagó a un precio de mercado” a sus padres y el otro lo regaló a un hermano. Aquí se ve claramente que no hay derecho a recibir, por parte de nuestro linaje familiar.

Por la otra  parte de los antepasados de mi madre, desde mis  abuelos estamos sin recibir oficialmente unos trocitos de terreno, que cada vez más los vecinos se los están apropiando a nivel notarial. 

Al parecer en el libro de las familia de San Miguel,  no se puede poner a la gente que ha muerto y  que no ha pasado 75 años …Mis antepasados si están incluidos en ese libro.

Es muy contradictorio! Me perdono por la conquista española en tierras canarias y americanas. Yo fui quien hizo posible el cambio de propietario en las islas.

Elijo que Bentaguayre y María sean inocentes. No importa lo que pasó. Todos lo hicimos. Todos somos inocentes. No puedo juzgar a nadie.

No puedo condenar a nadie. Si juzgo y condeno a los que estuvieron antes que yo, me condeno a mi misma.

Me perdono por todo lo que pasó antes, durante y después de la Conquista de España.

Para mi es muy relevante que pude perdonar a los españoles cuando fui a México a hacer constelaciones. Había tanta rabia en mi corazón por la conquista, que era gracioso. Algunos mexicanos me veían como conquistadora y yo me sentía invadida por los españoles, siendo española. Ahora lo comprendo todo. Gracias México, Argentina, Uruguay, Chile, Brasil, Paraguay,  Gracias Suiza, Bruselas, Alemania, Italia y España. Gracias a la visita a estos países, estoy comprendiendo que no hay ni perpetradores, ni víctimas, ni salvadores ni gente que necesite ser salvada. Ahora se la Verdad más importante para el Ser: 

Todos Somos Inocentes.

Nadie es culpable. 

La Tierra también es inocente.

Todos somos inocentes.

Todos estamos incluidos en el Amor que somos.

Todos somos una Cascada de poder en el Amor que somos.

Me da mucha alegría que este año vuelva a México para poder seguir ampliando el perdón en mi corazón. A lo mejor así algún día mis hermanos y yo podemos partir en paz lo que nos corresponde por ser los hijos del Padre.

Fuente: ¡¡¡¡Mis benditos y queridos antepasados, que son Un Solo Ser!!!!

Esta entrada fue publicada en Acerca de mí, Consciencia Planetaria, Constelaciones Amorosas, Un Curso de Milagros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.