Mindfulness en el aula para mejorar el bienestar

Carolina Pérez Ruiz. Maestra Audición y Lenguaje, Especialista en Psicología Positiva e Inteligencia Emocional. www.emotivacpc.es. EMOTIVA CPC

Mindfulness es la capacidad de prestar atención al momento presente, observando sin juzgar las diferentes experiencias que se suceden a nuestro alrededor.

La atención plena consiste en llevar un estilo de vida basado en la consciencia y la calma, que nos permite vivir íntegramente en cada situación concreta. Es tomar conciencia de que la vida está compuesta por una sucesión de momentos presentes, pues la existencia es un continuo fluir en el presente. Esta habilidad se desarrolla mediante la práctica de meditación y el ejercicio de la atención en sí misma.

Aplicación práctica en el aula

Sus posibilidades de aplicación se han extendido ampliamente en lo que se han denominado “terapias de tercera generación” (Programa de Reducción del Estrés, Terapia Cognitiva, Terapia de aceptación y Compromiso,…). Pero también en el ámbito educativo existen importantes posibilidades de aplicación de las técnicas derivadas de la atención plena, recomendadas para todas las edades.

El objetivo fundamental de esta práctica consiste en desenmascarar esas tareas y momentos en los que se entra en piloto automático y perdemos concentración e interés, sobre todo en aquellas que forman parte de nuestras rutinas.

Beneficios que aporta al alumno:

Fomenta el rendimiento académico a corto y medio plazo.
Refuerza la capacidad de atención y la concentración.
Reduce la ansiedad antes de los exámenes.
Fomenta la autorreflexión y el autososiego.
Mejora la participación en el aula favoreciendo el control de los impulsos
Aporta herramientas para reducir el estrés
Mejora el aprendizaje social y emocional.
Fomenta las conductas prosociales y las relaciones personales sanas.
Beneficios para el profesor:

Mejora el enfoque y la consciencia, en cuanto a él mismo, su práctica y los alumnos.
Aumenta la receptividad ante las necesidades de los alumnos
Fomenta el equilibrio emocional, apoyando la gestión del estrés y la reducción del mismo.
Favorece la buena salud de las relaciones personales en el trabajo y en casa.
Mejora el clima en el aula.
Favorece el bienestar general.
Permanecer plenamente atento como docente implica PERCIBIR mis emociones y estados de ánimo sin juzgarlos, Notar qué REACCIONES se suscitan en mí (por ejemplo en función de mis alumnos), SENTIR cómo van modificándose mis estados de ánimo durante la jornada, ACTUAR de forma consciente, concentrándome en cada caso en una sola actividad y estando PRESENTE Y ATENTO a las necesidades de mis alumnos al interactuar con ellos.

La atención plena en la vida cotidiana implica una actitud de sentir el momento presente: saborear los alimentos, contemplar y observar los paisajes, atención al caminar, escuchar música, observar la risa y la sonrisa, desaprender automatismos en tareas… forman parte de la vida.

Algunos ejemplos sobre aplicación del Mindfulness en el aula con los alumnos podrían ser:

Meditación basada en la respiración: trabajando la respiración consciente como base para favorecer la relajación física y mental (respiración torácica, abdominal, soplando objetos con atención mantenida…).
Meditación basada en la exploración con los sentidos: explorando objetos, entornos desde la experiencia que me ofrece el sonido, el tacto, el olor, el gusto y la vista. Convencionalmente basamos aprendizajes en la información que nos ofrece la vista, y la necesidad de ponerle nombre a las cosas, hace que seamos menos curiosos y no nos abramos a la experiencia de relacionarnos con el entorno con mente de principiante, como si conociésemos las cosas como un bebé, por primera vez.
Meditación basada en la atención al cuerpo: las posibilidades y sensaciones del propio cuerpo, respecto a mí mismo (latidos del corazón, la respiración, la temperatura, el peso, el sentir de todas las partes del cuerpo, identificar emociones…) y en relación con el contexto que le rodea (peso, altura, equilibrio, contactos…). El yoga es una práctica que nos acerca a este conocimiento corporal desde la meditación.
Si conseguimos que los niños desde edades tempranas aprendan a vivir de un modo más consciente, estaremos contribuyendo a educar personas libres y responsables, más capaces de controlar su vida y, en definitiva, ser felices.

Fuente: http://www.educacionemocionalescuela.com/mindfulness-aula-mejorar-bienestar/

Esta entrada fue publicada en Elige de nuevo, Salud y comida. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.