Vivir en paz sin sentirnos hijos del pecado

Cada ser que viene al planeta viene en un lugar y con unos códigos de programas, ya creados anteriormente por el propio programa de donde viene. En este caso los programas están formados por las cadenas genéticas del Adn.

Los científicos han demostrado que el observador colapsa la realidad y crea lo que espera ver en su mente.

El pez explorador que somos puede sentir que el agua no es el universo, que lo que se nos ha dicho sobre la realidad no es real. Ya que si la creamos con nuestros programas inconscientes, ya no hay ninguna víctima de la realidad.

Nunca nos pudimos separar de la Vida que somos, por tanto la sensación interna de pecado por habernos separado de Dios no es real.

Cristo el úncio Hijo de Dios vino al mundo a que lo matáramos para redimir nuestros pecados.

Aún así la iglesia sigue hablando de que pecamos.

Si juzgamos nos separamos de la Totalidad que somos.

Si todo  lo qué somos es el resultado de lo que pensamos, elijamos pensar con amor.

Me auto organizó con el Espíritu Santo

Me perdono por los pensamientos erróneos dentro de mí que hayan provocado estos problemas que vivo y que vivimos.
El fracaso solo es una oportunidad para empezar de nuevo de forma diferente. Cada vez que fracaso lo voy a ver como una nueva oportunidad de elegir desde el Amor que soy, desde el Amor que somos. Jung dice que la enfermedad es el esfuerzo que hace la naturaleza por salvar al hombre. Me organizo para que la naturaleza no me salve. Me salvo yo misma con el Espíritu Santo.

Fuente: Mariposa, Un Curso de Milagros y Jung

The work:

-¿eso es verdad? ¿Tienes la absoluta certeza de que eso es verdad ? ¿Cómo reaccionarías cuando tienes ese pensamiento ?¿Quién serias sin ese pensamiento ?

Esta entrada fue publicada en Sanación ondas cerebrales. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.