Sacando los sentimientos-pensamientos inconscientes

Esta página la escribí antes de ir a Arte Terapia este mes de julio del 2014 y esto hace varios años que lo publiqué.

No he modificado nada sólo que he puesto títulos nuevos y también puse que no es necesario practicar con que somos oscuros. Somos luz y con eso basta. Los Hijos de Dios no pueden creer en ilusiones:

Para mí ha sido una terapia maravillosa.

Al poder plasmar los sentimientos-pensamientos inconscientes podemos ver mucho de nosotros en la realidad.

El momento que pinté esta flor la quería pintar de negro y pinté una flor negra. Como era acuarela comprobé que me costaba mucho para rellenar el color negro y al final miren que color violeta tan interesante quedó.

La pintura me enseñó que aunque para mi ese momento era muy oscuro, para mi alma que había decidido tenerlo era una fuente de aprendizaje muy fuerte.

Las imágenes que vas a ver son del subconsciente. Cuando se hacen conscientes se sanan. Simplemente diciéndoles: Gracias. Te agradezco la enseñanza. Se marcha el dolor.

La clave está en brillar y para brillar tienes que empezar por ti mismo. Atrévete a ser el poderoso y elevado ser que eres, sin miedo a que te pase nada porque el Creador de Todo lo que es, te está sustentando.

Y como siempre nos movemos y nos vemos por imágenes internas, podemos ver donde estamos y donde podemos ir.

Sólo con que sintamos esta presencia, ya es sanadora.

Otra experiencia muy interesante que he hecho con la pintura es: ” Sanar mi lado Oscuro”. (No hay lado oscuro en nadie, ya que sólo el amor es real y el lado oscuro es tan sólo una imaginación de algo que no es real )

Durante una semana pinté unos treinta lienzos en color negro sin nada, sólo negro y lo colgué por toda mi casa.

Estuve mirando toda la semana los cuadros negros. A mi misma me decía: “Acepto todo lo que hay de oscuridad en mi ser”  Y la gente se mosqueó un poco. Imagínense treinta cuadros negros en toda la casa…

Pero a la semana cuando pasó el período. Sentí que ya estaba integrado todo en mi corazón, pensé en tirarlos a la basura. Ya me habían servido bastante. De pronto se me ocurrió pintarle un par de floritas amarillas. Y me pareció intersante que con el negro pudiera resltar tanto el color. Algunas amigas tienen estos cuadros en sus casas en hermosos marcos. Yo les advertí, pero ellas me dijeron que lo importante era el maravilloso color que había salido.

En realidad cuando sabemos que no somos oscuros, ni siquiera tenemos que hacer experimentos. Somos Luz y somos Amor.

Hay muchas mujeres videntes que se creen que son oscuras. Es tan sólo una creencia, que como tal creencia se puede cambiar.

Bueno pues estas son mis flores. 

Siento que las flores nos ayudan a caminar y nos hacen más felices.

La pintura de la flor es como la misma flor,  expresa alegría y felicidad. Así es la vida llena de paz y de luz.

Fuente: Mariposa

Esta entrada fue publicada en Acerca de mí, Elige de nuevo, Galería. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.