Darnos permiso para ser felices con Manuel Martín

Da el primer pasoHoy me llamó mi amigo de las Palmas Manuel Martín.Maestro de Dios

Siempre que me llama  es por un motivo muy profundo.

En la conversación me estuvo diciendo que en su web, él  no se define ni como  católico, ni como budista, ni como musulmán, ni tan siquiera me considera un Maestro de  Milagros, se define como  un Maestro de Dios.

Dios nos pide que llegado un momento  que dejemos atrás toda teoría.

Jesús dice “Ahora todas las palabras son innecesarias. Ya no necesitas el Curso…Ahora tienes que basar todo desde la experiencia, la Voz te guiará”.

Aún así Manuel,  sigue enseñando el Curso de Milagros. Normalmente é habla de Jesús,  de la Voz y de como se comunica con él, de su experiencia.

Algo muy importante que él me comentó y que quiero compartir es:

“Renunciar por completo al drama y que te des permiso no sólo para ser feliz, sino para permitirle a  Jesús, que te haga el ser más feliz de la Creación tal como tú Hijo de Dios,  te mereces”.

Lo que más nos cuesta a nosotros es reconocer nuestra Grandeza.

Manuel dijo de nuevo: Los que nos dedicamos a ser Testigos de Dios y Maestros de Dios, mientras más paz tenemos,  más nos quiere confundir el ego fabricado por nosotros mismos, ya que él se siente muy amenazado por esta paz   y entonces nos empieza a decir: que si  no tienes esto,  que eches de menos a aquella persona. Todo te lo dice para que tú abandones tu grandeza, que es tu paz.

Cuando estás en paz, no hay nada, solo un continuo Amor.

El capítulo 17 , el Perdón y la relación santa, en la lección cuatro, que se llama los dos cuadros, dice:

Si“Debido a la relación que El tuvo para crear su relación contigo, la Función de las relaciones se convirtió para siempre en Hacer feliz. Eso es todo”

Ser y hacer en el Curso de Milagros es lo mismo.

En el Curso de Milagros te enseña que no puedes usar los juicios.

Manuel especifica que recibió información de Jesús diciéndole:  que tú puedes tener los juicios para atacar o para sanar

Los alumnos le dicen que siempre hay que tener el corazón abierto pero no es cierto. Si hay un asesino no te lo llevas a tu casa o a la casa de tu madre.

Tienes que discernir.

Jesús amaba profundamente a los fariseos.

El habló de ellos diciendo  aunque yo se que tú eres mi hermano, lo que estás diciendo no proviene de nuestro Creador.

Eso es discernimiento.

Ahora hay una gran potencia de felicidad en el planeta y los que estamos trabajando si nos resistimos sufrimos más.

Ahora se nos pide que nos salgamos de la Dualidad.El Amor es una energía viva, inteligente, confía, confía, confía….

Fuente: Manuel Martin y escrito Mariposa

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Elige de nuevo, Un Curso de Milagros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.