Con autodisciplina hacemos realidad nuestros sueños.

A mi me gusta mucho Robin Sharma cuando habla de Practicar el  “AMOR DURO”

El hilo de oro de una vida feliz y llena de sentido es la Autodisciplina. La disciplina te permite hacer todas esas cosas que en tu corazón sabes que tienes que llevar a cabo, pero que nunca estás de humor para hacer. Sin autodisciplina no podrás nunca marcarte unos objetivos claros, organizar tu tiempo efectivamente, tratar bien a la gente, resistir durante los tiempos difíciles, cuidar tu salud o tener pensamientos positivos. Es “Amor duro”. Siendo más estricto contigo, empezarás a vivir la vida según elijas, en los términos que tú estipules en lugar de reaccionar a la vida como una hoja que flota en el agua al capricho de la corriente.

Piensa que cada vez que te metes en tu coche tienes un destino.  Nunca te metes en el coche sin saber a donde vas. Lo mismo pasa en la vida. Tenemos que tener unos objetivos concretos, para hacer tu vida y tus sueños realidad. ¿Si no sabes que quieres donde vas a ir?

Si tuvieras todo el dinero del mundo y sales en un crucero desde Barcelona y acabas en Egipto,  cuando tu niñ@ interno quería ir a ver las Catarastas del Niágara, no vas a disfrutar de tu dinero. Pero si en el  barco de tu vida, decides cual es tu destino. Estás diciendo donde quieres ir para que todo el Universo colabore en conseguirlo  y en hacer todos tus sueños realidad. (Es el famoso Secreto del que tanto se habla en la actualidad. Su origen es de Hermes Trimegistos, un  sabio que vivió probablemente en los tiempos de Abraham. El  desarrolló la doctrina hermética que está recogida en el libro de los Tres Iniciados conocido como el l Kybalion)

Cuando decidimos cuales son nuestros objetivos y cuando nos ponemos metas estamos cambiando nuestro destino. Para hacer nuestros sueños realidad es importante que nuestro tiempo libre sea planificado. Es nuevo este programa, pero suena bien. Hasta ahora nadie nunca nos ha enseñado que para ser feliz hay que planificar, tampoco es un hábito social el centrarte en ser un triunfador. El sistema en la Era de Piscis nos enseñaba a desconfiar de  nosotros. Pero ahora en la Era de Acuario, que es la Era del Conocimiento, disfrutar de nuestro saber y centrarnos en ser triunfadores y exitosos. Lo que está afuera es un reflejo de lo que pensamos. Decidamos otra realidad, para que eso sea lo que se produzca en nuestras vidas.

Si es cierto. Podemos triunfar  lo que queramos. Si a tu niñ@ interno le gusta y es feliz. Ten fe, porque ganarás mucho dinero y todo el mundo querrá pagarte para hacerte más feliz todavía. Eso es el Amor Duro que dice Robin S. Sharma.

Cuando se que es lo que mi niñ@ interno quiere hacer y lo hago, soy mucho más feliz que si me dejo llevar por la corriente.

Nos atrevemos a usar la llave de la felicidad para entrar en nuestros deseos más profundos y estar en contacto con nuestro ser interno. Allí donde todo es brillante y lleno de luz. Dentro de nosotros existe un espacio infinito que nos recuerda los seres que somos. Los seres de luz , de Gracia y de Poder que somos.

Cuando nos atrevemos a abrir ese espacio y a usar la autodisciplina para hacer las cosas que nos gustan. Es curioso que para ser feliz, tengas que usar la autodisciplina de las metas y de los objetivos. ¿Te animas? Todos los que lo practican triunfan.

Ayer estaba en la playa y un hombre me dijo, cuando te acostumbras a tener una vida rutinaria, no quieres salir de ese lugar. ¿Es cierto, que sólo queremos tener una vida rutinaria y que si tenemos dos meses de vacaciones nos aburrimos porqué estamos tan hipnotizados por el sistema que hace que no estemos en el placer de vivir una vida feliz y con sentido.

No pisotees más la caravana de tus sueños y métete en ella a buscar cuáles son las playas desiertas que quiere encontrar tu niñ@ interno. Qué países quieres ver y que metas quieres hacer realidad. Que te vida se llene de estrellitas conseguidas. Y que tu niñ@ interno disfrute de la vida que estás teniendo ahora.

Atrévete.  Tú te lo mereces todo y ahora es tu momento. Si a una vida plena, donde todos los sueños se hacen realidad.

Fuente: Dory

Esta entrada fue publicada en Elige de nuevo. Guarda el enlace permanente.

2 Responses to Con autodisciplina hacemos realidad nuestros sueños.

  1. ERNESTO dijo:

    Dejarse llevar por la corriente es seguir el ritmo de la vida sin imponer el ritmo que el Ego desea alcanzar por querer siempre estar encontrándose a si mismo al haber creido suplantar al Ser Esencial; Las metas y objetivos son defensas, barreras a LO QUE ES, es creer que no somos suficientes y que tenemos que planificar y decirle a la vida lo que nos conviene…SEAMOS LO QUE YA SOMOS…no hay que conseguir nada ni llegar a ninguna parte…solo recordar, recordar, recordar…Un beso

  2. dijo:

    Contestación a Ernesto.
    Es cierto SEAMOS LO QUE YA SOMOS… es muy importante y también es cierto que en nuestra sociedad acutal hay muchos programas como el de vivir en la inconsciencia, el de sufrir, el de rechazar los momentos de placer, etc; que hacen que muchos seres estén viviendo vidas aburridas, hastiadas incluso sin sentido.
    Cuando se vive una vida sin objetivos, sin rumbo, se puede ser un barco a la deriva. Alguien le pregunta ¿y tú que haces? Y le contesta aquí en el medio del océano esperando recordar. No, la persona se pone en marcha y busca donde está y quien es. El Ego es un Espacio Generador de Oportunidades, nos está ayudando a aprender quien somos. Particularmente me asocio con ese espacio y lo incluyo. Así no es una fuerza a luchar sino una fuerza para integrarme más aún.
    Por supuesto que a veces nos dejamos llevar por el ritmo de la vida pero cada uno de nosotros Decide a donde va, consciente o inconscientemente.
    Recuerda que cuando eliges de nuevo, tomas la decisión de ir al lugar que te hace feliz, a ti y a tu niño interno. Cuando eres feliz ya recordaste y ya sabes Quien eres. Un ser con todas las posibilidades haciendo sus sueños realidad y co-creando el Cielo en la Tierra.
    De todas formas siempre hay que estar conscientes para que no nos pase como el naufrágo que decía que Dios lo iba a salvar y dejó pasar el barco, el trasatlántico y el helicóptero. Cuando murió le dijo a Dios quejándose, “yo confiaba en que me ibas a salvar” y Dios dijo “si lo hice tres veces y ni las tomaste en cuenta”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.