Florezcamos juntos

Sólo el amor es realHola queridos  amigos italianos.

En la exposición del día de la Mujer que hizo el Ayuntamiento de Adeje, mi famosa  amiga Enrika Menozzi , pintora y recicladora planetaria, me ha presentado a  estupenda Antonina Giacobbe, para que escribiera en su fantástico periódico Italiano “Vivi Tenerife”.

En primer lugar: Muchas felicidades a todos los italian@s  y a este periódico, por ser tan pasionales. ¡Me siento en casa con ustedes! ¡Me da mucha paz vuestras forma de mostrar las emociones!

El primer tema que quiero tratar es: ¡Florezcamos juntos!

Para que surjan los milagros tenemos que hacer algo para que se establezca seguridad de crearlos  en nuestra subconsciencia.

Los creamos y esperamos que se produzcan. Confiamos en que se pueden producir.

Este es el cuadro acrílico que elegí para presentar mi idea. Un nuevo destino para todas las mujeres: Nuestro florecimiento común. Ya nos lo merecemos y estamos preparadas para hacerlo y recibirlo. Si a florecer. Ahora es el momento.

Este es el cuadro acrílico que elegí para presentar mi idea. Un nuevo destino para todas las mujeres: Nuestro florecimiento común. Ya nos lo merecemos y estamos preparadas para hacerlo y recibirlo. Si a florecer. Ahora es el momento.

Si buscamos pruebas conscientes es como que miramos la percepción y nos olvidamos que nosotros somos los que estamos creando esa percepción. No nos olvidemos que la Física Quántica dice que el observador cambia la realidad. O sea que nosotros somos los creadores de la realidad que estamos viviendo.

 Gary R. Renard  en “La Desaparición del Universo” escribe:  “Sueñas con un desierto donde los espejismos te gobiernan y te atormentan y sin embargo esas imágenes vienen de Ti. El Padre no hizo el desierto y tu Hogar sigue estando con Él. Para retornar perdona a tu hermano porque sólo entonces te perdonas a ti mismo“. La Verdad que si estamos perdonándonos tenemos una percepción verdadera y podemos florecer y ser los seres que realmente somos.

Les invito a que se perdonen a ustedes mismos. Esa es la mejor forma de cambiar la realidad. Si nos perdonamos dentro podemos perdonar lo que proyectamos fuera.

Así si podemos florecer juntos. Con amor y con perdón.

Fuente: Mariposa

Esta entrada fue publicada en Acerca de mí, Elige de nuevo, Un Curso de Milagros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.