Un Curso de milagros da paz en mi corazón

Todas las formas en el mundo de los sentidos tienen opuestos.

La Verdad no tiene opuestos porque la Verdad es una.

La Verdad si es una es para  todos. No puede pertenecer a un grupo, es de todos y todos la aceptan como Verdad.

Yo estoy sin oposición porque si nos conectamos a la Vida no es necesario oponernos a nada ni a nadie.

Una persona de uno de los grupos que he realizado  el año pasado, me ha mandado una carta que contenía este link donde se oponen al Curso de Milagros.

http://lagnosisdevelada.com/viewtopic.php?f=89&t=1744&start&view=print

Yo quise responder con esta carta que me pareció interesante para todos:

 

“Hola amigas.

Aprovecho estas fiestas para desearles  a ustedes y a su hermosas familias, que todos sus deseos y proyectos se manifiesten en este nuevo año que acaba de nacer y que tengan activado todo su potencial y sus talentos  y así estén conectados con su propósito verdadero: ser muy felices en este plano terrenal tan maravilloso que nos ha tocado vivir.

 He estado recibiendo nuevos cursos en Madrid, ¡viva la sanación en todas sus facetas!…. por tanto, he estado muy atrasada con la correspondencia por email.

Le doy las gracias  a la persona que envío el link, por su aportación y por su sano deseo de compartir desde el corazón esta información.

 A  mi me viene a la memoria que había una vez un sabio que se empeñó en aprender todo lo que había en el planeta y empezó a caminar y a aprender, al final del tiempo a su vejez se había trastornado. Había aprendido tanto,  que los métodos que aprendió; no le dejaban contactar con  la sabiduría interna que tenía.

Cualquier método de fuera lo único que nos está haciendo es ir a nuestro interior para rescatar el poder innato que yace dentro de nosotros. Como decía el cuento de Bucay, de esconder el poder donde nunca jamás lo buscaríamos, en nuestros corazones.

 Por eso le tengo tanta fe al Curso de Milagros. Porque me ayuda a encontrar mi remanso de paz  y mi poder interno. Al sentir tanta paz no me importa su origen: incluso en el caso hipotético que lo hubiera hecho  una banda de psicópatas, tampoco me importaría porque a mi me da una extraordinaria paz. Es lo que dicen que “El mundo nada puede con un hombre que canta en la miseria”

  Yo sólo se que este libro a mi me mantiene viva a día de hoy. Todos los días lo tengo. Anoche mismo  me fasciné toda con este párrafo tan bello que quiero compartir con ustedes.

“La unidad es simplemente la idea de que Dios es. Y en Su Ser. El abarca todas las cosas. Ninguna mente contiene nada que no sea El. Decimos “Dios es” y luego guardamos silencio,  pues en ese conocimiento las palabras carecen de sentido”

 Cuando mi Twan, mi difunto marido murió en el 2007, me levantaba todos los días solamente pare leer  que milagro me iba a regalar el curso en ese día. Y ahora  con todos los cientos de libros que tengo, el único que me da cordura es el Curso. A mi me da paz. Saber que Dios nunca se separó de nosotros, que todo lo que existe es un sueño y que todos somos un solo Hijo de Dios, me da  mucha paz.

Saber que todos somos inocentes y que lo único que tengo que hacer es perdonar las proyecciones que hago y a mi mismo por soñarlas; me da paz.

Confiar en que el Espíritu Santo elige de nuevo por mi y me da su fuerza me da paz.

 Me quiero liberar de todo juicio de mi misma y de los demás. Al oponerme a un pensamiento lo hago real en mi mente y así no podré evitar convertirme en parte de lo que va a ser la consecuencia.

Si perdono lo que percibo como sustituto de la realidad, dejo de crear más dolor en lo que mis sentidos me están diciendo que parece que  es real.

 Si alguno de ustedes siente que el curso no es su camino porque no le da paz,  por favor que siga su corazón, que sabe más que nadie en este mundo.

Y a todas las otras personas del grupo, por favor no crean nada de lo que digo yo. Tiren, como siempre todo lo que  digo a la papelera, si les resuena lo toman, sino, ustedes saben más que nadie que es lo mejor para sus vidas.

¡Por favor sigan a su hermoso corazón!

Siento que ahora no hay maestros. Cada uno es su maestro personal. Es la Era de Acuario. Se acabaron los Maestros.

Un abrazo de milagros para las chicas más hermosas del planeta”.

Fuente: Mariposa y la foto es de  Nivert Carlos González Garrido

Esta entrada fue publicada en Acerca de mí, Consciencia Planetaria, Elige de nuevo, Un Curso de Milagros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.