Soñar un sueño feliz

Siempre que queramos cambiar a alguien de nuestra familia porque sufre mucho podríamos recordar esto.
Me doblo ante el suelo en actitud de reverencia y le digo:
  Te honro por tu  elección. Tú como yo estás conectado a Dios y sabes que lo que es mejor para tu ser.

Elijo un camino de paz y de amor para ti en mi  corazón.

Ahora elijo recordar que todo es un sueño y tu dolor también es un sueño que me estoy imaginando yo en mi sueño. Decido dejar de soñar con  el dolor. Decido soñar con el placer con el amor y con el perdón. Ya todos estamos soñando un sueño feliz.

Fuente: Mariposa

Esta entrada fue publicada en Elige de nuevo, Un Curso de Milagros. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.