Mari Carmen nos recuerda que la vida es fácil y divertida.

Las ideas que tenemos son siempre lo que vamos cambiando a lo largo de  nuestra vida.

Nosotros decidimos donde venimos y con que fin venimos al Planeta Azul.

A lo largo de nuestra vida nos vamos encontrando gente que nos va enseñando a ser más felices, más conectados a la Madre Tierra, más conscientes y que  con sus nuevas  ideas nos abren nuevos mundos y nuevas perspectivas.

Mari Carmen ha sido una de ellas en mi vida.

Cuando hice la formación de Renacedora con Natividad de la Escuela canaria de respiración tuve la agradable sorpresa de encontrame a  Mari Carmen de tutora y allí fue donde decidí hacerme un grupo de respiraciones con ella.

La primera vez que yo oí que la vida era fácil y divertida, pensé que esta chica estaba un poco loca, porque no asociaba este concepto con la vida que había escogido llevar hasta entonces.

Gracias a ella y a su maravillosa aportación en  mis procesos, mi imagen interna de la vida cambió y decidí que era cierto que la vida podía ser fácil y divertida.

Y cuando estuve en América estudiando Theta Healing supe que no iba a estar mi trayectoria  de vida  unida a ninguna terapia concreta sino que iba a tener que ver con la vida fácil y divertida por eso  allí  compré el nombre de la web en Bluehost de www.lavidaesfacilydivertida.com

Gracias Mari Carmen, a ti y  a tus antepasados que te han dado la extraordinaria posibilidad de ser el ser que eres con todo tu potencial y además los  honro por tu gran aportación en mis procesos de sanación y de cambio de creencias.

Ellos te han hecho tan grande y tan sabia. Y por eso quiero incluir a tu mamá y a tu papá en este reconocimiento porque gracias  a ellos tú estás brillando como sólo tu ser puede brillar.

Te mando mi amor incondicional para todos tus proyectos , cualesquiera que sean, pero principalmente como madre y como empresaria.

Si alguien quiere contactar con ella para hacerse terapias,  su email es <ramosarca@hotmail.com> y su lugar de residencia y de trabajo la entrada de las Galletas, en Tenerife.

Un abrazo de milagros.

Fuente: Mariposa

Esta entrada fue publicada en Renacimiento. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario