Pensamiento positivo apoyado por los científicos

“Cada vez existen más evidencias científicas y experimentales del tremendo poder del pensamiento en nuestras vidas, tanto en sentido positivo como negativo, tanto para curar y abrirnos caminos, como para enfermarnos y cerrar oportunidades. Investigadores del departamento de fisiología de la Universidad de Columbia, (USA, Nature, Ciencie. XXIV, 23/08, 2006), usando isótopos radioactivos, como marcadores biológicos en las inmunoglobulinas humanas (proteínas y elementos de las defensas biológicas del organismo) demostraron que solo basta un minuto de pensamientos negativos y autodestructivos, para que se altere por 6 horas la capacidad inmunológica del ser humano. El Dr. Carl Silmonthon, investigador de oncología de Harvard, tiene evidencias clínicas y estadísticas de cómo actitudes pesimistas y derrotistas hacen que proliferen con mayor fuerza células cancerosas y se formen tumores. En el otro sentido, el Dr. Martín Seligman, creador del concepto de Psicología Positiva, autor del libro “La felicidad Verdadera”, demuestra con argumentos irrefutables y abundante investigación científica, como personas optimistas y positivas de pensamiento, han superado graves enfermedades, tragedias personales y situaciones muy conflictivas, pensando positivamente, cuando todo se derrumbada a su alrededor, convirtiéndose en héroes y salvadores de sus propias vidas.

Por otro lado la física cuántica nos demuestra que al ser todo energía (la materia es energía condensada) y el pensamiento también lo es, este, el pensamiento, está permanentemente co-creando la realidad que vivimos diariamente. Por lo tanto dicen que pensar en determinados asuntos, va cargando el “campo cuántico” de la realidad que vivimos y se pueden producir fenómenos de alteración de posibilidades. De hechos los investigadores con partículas subatómicas saben perfectamente que sus pensamientos afectan irremediablemente el resultado de sus experimentos.

Con todos estos antecedentes debemos hacernos muy responsables de lo que pensamos de nosotros mismos, de nuestra realidad, de los demás y del futuro. Somos totalmente co-partícipes de lo que nos pasará en un futuro próximo, cada uno de nosotros somos nuestro propio premio y nuestro propio castigo. Cada pensamiento, cada actitud, emoción y acción van tejiendo la trama de la vida que vamos a vivir, es decir, no podemos dejar de ser sembradores de la cosecha que vamos a recibir.

La magia del pensamiento positivo solo se comprende si se practica, y su prueba de fuego, para saber si hemos comprendido o no, es cuando todo está mal, o no estamos contentos con las cosas que ocurren y nos invade el derrotismo. Si en esos duros instantes, nos replegamos a nuestro interior más profundo y desde ahí sacamos fuerzas de flaquezas, mantenemos la calma y pensamos positivamente, sin ser ilusos, veremos que con el tiempo desarrollamos un poder para cambiar las cosas”. Por: Maritza Barone.

Un fuerte abrazo…Yujuuuu💞👉💖

Fuente: Internet

Esta entrada fue publicada en Consciencia Planetaria. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario